La mujer escribe y eso es lo que importa










21 de enero de 2012

Wislawa Szymborska, La feria de los milagros

Fotografía de Helen Korpak

LA FERIA DE LOS MILAGROS

Un milagro corriente:
que se produzcan tantos milagros corrientes.

Un milagro ordinario:
el ladrido de los perros invisibles
en el silencio de la noche.

Un milagro del montón:
una nube menuda y ligera,
capaz de tapar la luna llena y compacta.

Muchos milagros en uno:
un aliso que se refleja en el agua
y que se vea invertido de izquierda a derecha
y que crezca allá con la copa hacia abajo
y que no llegue al fondo
pese a la poca profundidad del agua.

Un milagro cotidiano:
vientos de ligeros a moderados,
borrascas en plena tormenta.

Un milagro cualquiera:
las vacas son vacas.

Otro milagro, quiérase o no:
este huerto y sólo éste,
de esta pepita y sólo de ésta.

Un milagro sin frac ni sombrero de copa:
palomas blancas en desbandada.

Milagro, porque cómo llamarlo si no:
hoy el sol ha salido a las tres catorce
y se pondrá a las veinte cero uno.

Un milagro que no sorprende lo debido:
una mano tiene menos de seis dedos,
pero tiene más de cuatro.

Un milagro, y basta con abrir bien los ojos:
el mundo omnipresente.

Un milagro tan adicional como adicional es todo:
lo impensable
se puede pensar.



MIRACLE FAIR

Commonplace miracle:
that so many commonplace miracles happen.

An ordinary miracle:
in the dead of night
the barking of invisible dogs.

One miracle out of many:
a small, airy cloud
yet it can block a large and heavy moon.

Several miracles in one:
an alder tree reflected in the water,
and that it’s backwards left to right
and that it grows there, crown down
and never reaches the bottom,
even though the water is shallow.

An everyday miracle:
winds weak to moderate
turning gusty in storms.

First among equal miracles:
cows are cows.

Second to none:
just this orchard
from just that seed.

A miracle without a cape and top hat:
scattering white doves.

A miracle, for what else could you call it:
today the sun rose at three-fourteen
and will set at eight-o-one.

A miracle, less surprising than it should be:
even though the hand has fewer than six fingers,
it still has more than four.

A miracle, just take a look around:
the world is everywhere.

An additional miracle, as everything is additional:
the unthinkable
is thinkable.

(Traducción del polaco al inglés de Joanna Trzeciak) 




Wislawa Szymborska 
(Kórnik, Polonia, 1923-2012)
PREMIO NOBEL DE LITERATURA 1996
de Paisaje con grano de arena, Lumen, Barcelona, 2005
Traducción de Ana María Moix y Jerzy Wojciech Slawomirski
para leer MÁS

15 comentarios:

El Joven llamado Cuervo dijo...

Diré algo obvio: perdimos capacidad de asombro. Los milagros no nos sorprenden.

El Joven llamado Cuervo dijo...

A no ser el último modelo de auto...

Miguel Aguilera dijo...

:)... aunque no soy adepto a la poesía (¿sin corazón?), la poeta polaca me encanta.

Humberto Dib dijo...

Concuerdo con Miguel, la poesía nunca fue santo de mi devoción, pero se puede ver cuándo se trata de algo que vale. Es notorio...
Un beso.
HD

Arnau Martorell dijo...

Muchos milagros en uno,la poesia , y la Wislawa...
y la foto muy adecuada
Gracias

EMMAGUNST dijo...

es real Joven, será como dice Wislawa, estamos rodeados de milagros y no los queremos ver, qué tristeza, hasta yo me olvido de ellos...


Usted tiene corazón Miguel, sólo otro gusto hacia la lectura.


Si Humberto, Wislawa es Wislawa!!!


Arnau, bienvenido. Me gusta que estés tan entusiasmado con la poesía.

Saludos a todos.

Leonel Licea dijo...

Tù lo sabes, me he convertido adicto de la obra de Wislawa, y este como todos sus poemas, está llenos de esa verdad que los hace trascender. Nos olvidamos que el mayor de los milagros es la vida, porque no sabemos vivirla.
Gracias por haberme descubierto hace ya algún tiempo a esta poeta maravillosa.
Un abrazo fuerte, Emma.
Leo

EMMAGUNST dijo...

Voy descubriendo a Wislawa junto a ustedes Leonel. A pesar de haber leído todo lo que está en traducido en internet ya unas cuantas veces, es mejor saborearla...mientras espero algún día encontrarme cara a cara con un libro de ella.

ABRAZO

axis dijo...

Mi querida, todo este recuento de milagros me ha hecho emocionar,
tal vez catalogarlo como milagro cotidiano, hasta las lágrimas.

Me siento agradecida, no he perdido mi capacidad de asombro, un milagro también?

Besos Emma,
me ha encantado este poema, mucho!

EMMAGUNST dijo...

No me llore Axis! se vienen poemas más aguerridos y menos lacrimógenos. Un abrazo

vera eikon dijo...

Milagros blogger: El balcón florecido de Axis, los parterres de versos de Emma Gunst, brisas amorosas en los jardines eróticos del Joven llamado Cuervo. Tiene razón Wislawa, si conserváramos nuestra capacidad de asombro ante los milagros habituales, quizás sería menos nuestra amargura. Pero a veces parece que vivimos en espera de lo extraordinario, de tal modo que nuestra mirada es incapaz de captar la belleza cotidiana, que, por habitual, no es menos belleza. Hermoso poema. Besos

Maia dijo...

Y sí, los milagros están a la orden del día, pero de esos no nos hablan porque no suben el rating ni generan potencias. (no sea cosas que hasta nos sensibilicemos con nuestros "enemigos" y dejemos de odiarlos tanto, que hasta parezcan humanos).

Nunca tuve tanta seguridad de que los milagros existen como cuando estaba embarazada. Seré cursi pero ¿existe algo más impresionante que el hecho de sentir la patadita en el vientre?

Besos,

EMMAGUNST dijo...

Es "EL" ejemplo del milagro puro...la vida, el nacimiento, el crecer...todos los días estoy sorprendiéndome de cada gesto, cada palabra, cada reacción de mi hija. Y sí Maia, todo comenzó en el vientre. Fue un "flash" y lo sigue siendo!

una chica de ojos marrones dijo...

esta mujer cada día me gusta mas...
y me encanta encontrarla en tu casa!!
besos!!

Noelia Palma dijo...

la mierda! este no lo había leído...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...