La mujer escribe y eso es lo que importa










18 de febrero de 2012

Dorothea Lasky, Cuando querés leer, no podés leer


(*)


CUANDO QUERÉS LEER, NO PODÉS LEER

Cuando querés leer, no podés leer
cuando querés amar, las personas nunca están
El pájaro en el cable está lleno de fuego
y el fuego es rojo, pero él nunca está
mi padre dice que hay una casa a la que solía ir
donde su hermano y seis hombres viejos le daban algunas monedas
Le pregunto quién soy me dice que soy su esposa
Papá, soy tu esposa en este mundo y en el próximo
Bajé al foso de fuego y vi que eras mi esposo
Quería escribir un cuento sobre eso, o una novela
Quería encender toda la cosa pero no estaba ahí para quemarse
Corté el fuego con mi cuchillo
Era una espada de fuego
que blandí por el mundo, oh cómo blandí
la gran espada de fuego que encendió el cielo
Encendí el cielo
Creo que fue el sol
que estaba en mí todo el tiempo, aunque nunca lo conocí
Pero quién puede saber en qué se transformará?
Sólo pueden vivir como si nunca lo supieran
Bien, quién podría vivir toda una vida
sabiendo siempre que nunca será parte.




Dorothea Lasky (St. Louis, Missouri, EE.UU., 1978)
de Black LifeWave Books, 2010
Traducción de Cecilia Pavón
en Diario de Poesía nº 83, pág.24
su BLOG
(*) s/d del autor de la fotografía

9 comentarios:

Antonio dijo...

Me alegra estar triste. Pues el residuo, los desechos de esta búsqueda, las canciones mismas, mi torcida progenie de hijos de ojos tristes, andan por ahí y de alguna manera me protegen, me consuelan y me mantienen vivo. Son los compañeros del exilio del alma, los que la salvan de ese anhelo irrefrenable de algo que no pertenece a este mundo.
Nick Cave

Grande, Emma!
La palabra de un delincuente todavía se respeta ;-)
Besos

Noelia Palma dijo...

lo leí anoche y desp me tuve que ir a dormir con esa sensación

así que ya sabés...

el maquinista ciego dijo...

Inevitable ver a Leonard Cohen entrelíneas, así que, ¿cómo no quedarse colgado de este poema-cable?

Un abrazo, Emma. Y que le prenda fuego dentro este sábado ;))

Rocío dijo...

Esos dos últimos versos son demoledores...

vera eikon dijo...

Se me anticipó Rocío. Debe ser bien difícil acabar un poema de este modo. Sobre todo un poema tan bueno, como para redondearlo la final. Besos!!!

:Isza: dijo...

Hermosisimo...

¨cuando queres amar, las personas nunca están", duele solo de leerlo...


Abrazo grande!

G.C. dijo...

... las personas nunca están.

(uffff...)

Leonel Licea dijo...

Es un gustazo volver por tu pagina Emma y seguir leyendo la buena poesía que nos traes. La salud me ha tenido un poco alejado, pero cada vez que puedo paso por tu casa. Un abrazo fuerte.
Leo

Leo Mercado dijo...

Me asombra la capacidad de alguans personas para blandir poemas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...