La mujer escribe y eso es lo que importa










19 de marzo de 2012

Raquel Jodorowsky, La gran madre gorda universal


(*)
 Para Manon Kubler


LA GRAN MADRE GORDA UNIVERSAL

Hoy he inventado tu nombre a gritos Dayal
ha sido como parir el mundo por la herida del alma
son míos estos millones de infantiles adúlteros
partidos políticamente en la verdad que corren
en sus vehículos de carne no sé a dónde
míos debo quererlos degeneraditos que saltan
tratando de alcanzarme el rostro
Me han fatigado sus ruidos de cerebros
sus reuniones de pingüinos desvestidos donde se decide
el destino de la humanidad
Sorprende la gente que cabe en este día
impunemente de espaldas al olvido
mientras los poetas de mi época
mascan trapos y escupen candidatos
o esperan la revolución comiendo
hongos alucinantes en la Universidad de Harvard.

Si abro la mano, se caerá este mundo?
A alguien le importa poco, mucho?
Pasa una nube de viejos perfumados
hacia un futuro de esqueletos dormidos
en ciudades que aúllan,
Quédate aparte Dayal
en alguna parte fuera de ésto
atrás o adelante
en el techo de algún país agitando tus pantalones de hombre
con los cabellos caídos de pura pena
guarda en tu seno de hombre los hermanitos menores
y siempre muerete hablando o llorando o limpiando o defendiendo
muérete ebrio, ahogado de bocas, muérete en alto
con las heridas, muérete de risa
Pero nunca de muerte. De muerte no has de morir.
La vida te esconderá.
Aunque luego te espere la puerta de un horno, no te rindas
No te rindas sino a la evidencia del amor.
Ni siquiera permitas que te toque este poema que ha perdido la salud
Mentira. Mañana no será otro día.
Es hoy. Comienza. De alguna manera hay que cambiar esto
si no bastan los besos y si es preciso a palos
hay que cambiar esto.



Raquel  Jodorowsky (Chile, 1927 - Perú 2011)
Publicado en El Corno Emplumado
(revista fundada en 1961 por la escritora norteamericana Margaret Randall 
―jurado de literatura testimonial del recién finalizado Premio Casa de las Américas 2011―, 
fue un empeño de fusión de culturas bajo la utopía revolucionaria de lograr un mejor ser humano)   
Lo copié textualmente de un comentario hecho por un lector en la página Plano Creativo, 
de Alejandro Jodorowsky. No hay más rastros de este poema. Espero que no tenga errores.

5 comentarios:

vera eikon dijo...

Es soberbio y estremecedor. Rendirnos sólo a la evidencia del amor. Qué bárbaro, como cala.....Besos

c c Rider dijo...

La indefensión de este poema le confiere un encuentro magnífico en la cumbre de nuestros párpados. Sedal de entraña.
Mañana comienza hoy.

Maia dijo...

No, a palos no. Ya vimos que no sirve. Cambiémolos sí, hablando menos y haciendo más. Es que hablamos tanto los que escribimos, nos vamos de boca en palabras inútiles y la mayoría no hacemos más que gritar en silencio, porque ni siquieras nos animamos a gritar como hombres y mujeres de carne y hueso. Escribimos en cuadernos -que nadie leerá- lo mal que los políticos llevan adelante las cosas. Los mismos que nosotros elegimos. Somos los románticos de turno, irresponsables curtidores de frases idiotas, luchadores de vitrina, cobardes. Cambiar el mundo, sí, pero no desde el papel sino desde la vereda sucia. No a palos. De la mano. Ya nos comimos todos suficientes palos. La crítica es, ante todo, hacia mí misma.
Excelente poema. Excelente.

Maia dijo...

Me quedé pensando que hace mil no sé nada de vos...besos, flaca. Siempre.

Blue dijo...

Yo también pienso que es el momento de dar palos.
;-)
Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...