La mujer escribe y eso es lo que importa










1 de marzo de 2012

Wislawa Szymborska, Cálculo elegíaco


(*)

CÁLCULO ELEGÍACO

Cuántos de los que he conocido
(si de verdad los he conocido)
hombres, mujeres
(si esta división sigue vigente)
han atravesado este umbral
(si esto es un umbral)
han cruzado este puente
(si se puede llamar puente).
Cuántos después de una vida más corta o más larga
(si para ellos en eso sigue habiendo alguna diferencia)
buena porque ha acabado
mala porque ha acabado
(si no prefirieran decirlo al revés)
se han encontrado en la otra orilla
(si se han encontrado)
y si la otra orilla existe.
No me es dado saber
cuál fue su destino
(ni siquiera si se trata de un solo destino,
y si hay todavía destino).
Todo
(si con esta palabra no lo delimito)
ha terminado para ellos
(si no lo tienen por delante).
Cuántos han saltado del tiempo en marcha
y se pierden a lo lejos con una nostalgia cada vez
mayor
(si merece la pena creer en perspectivas).
Cuántos
(si la pregunta tiene algún sentido,
si se puede llegar a la suma final
antes de que el que cuenta se cuente a sí mismo)
han caído en el más profundo de los sueños
(si no hay otro más profundo).
Hasta la vista.
Hasta mañana.
Hasta la próxima.
Ya no quieren
(si es que no quieren) repetirlo.
Condenados a un interminable
(si no es otro) silencio.
Ocupados sólo con aquello
(si es sólo con aquello)
a lo que los obliga la ausencia.






Wislawa Szymborska (Kórnik, Polonia, 1923-2012)
Premio Nobel de Literatura 1996
de Fin y principio, 1993
Traducción de Abel Murcia
para leer MÁS


s/d del autor de la fotografía

7 comentarios:

Loba de Machecoul dijo...

Vaya, este poema sí que llega a mí como una marea. Olas enmadejándose las unas a las otras, rompiendo, devastándome. No sé cuál es la orilla, sólo que a veces siento que a la gente la encuentro en la orilla de la palabra. A veces en la orilla de la piel...Últimamente todo lo que leo está relacionado con umbrales y puentes. El puente es una necesidad y una evidencia entre las personas. Pero a veces atravesamos umbrales que son imperceptibles. Pero la escritura Wislawa está plena de esas dos cosas. Y hoy me he quedado colgada de un verso, de ese "saltar del tiempo en marcha". Siento si este comentario resulta algo confuso. Besos, otra vez...

El Joven llamado Cuervo dijo...

Todo está tan cuestionado en este tiempo (si es que el tiempo existe)

Amanecer Nocturno dijo...

Con lo que me gustan a mí los paréntesis, ¡¡este poema es perfecto!!

Por cierto, ¿de quién es la imagen? ¡Me encanta! :)

Antonio dijo...

emma eres Dios.

c c Rider dijo...

¡Cuán fina ironía!

También frecuento la indefinición en busca de presencias, Wislawa.

Un cálido abrazo.

Carmela dijo...

Me gusta.
Un beso Emma

una chica de ojos marrones dijo...

cada día adoro mas a esta mujer...
gracias por compartirla...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...