La mujer escribe y eso es lo que importa










14 de mayo de 2012

Alejandra Correa, La habitación (o La 16)


(*)



I

Ese espacio del pasado
no quiere abrirse:
implosiona

II

La habitación fue escrita en sueños
y luego reescrita

Ahora mismo algo la vuelve a escribir
en un rincón que muerde mi carne con su boca de llave

Es una evidencia:
la habitación me trabaja


III

Mi sangre
salida de la oquedad
es la sangre de un bicho
con la fotosíntesis averiada
para siempre


(*)

IV

Hubo épocas de fiesta en mi encierro
de celebrar años que empezaban o terminaban

Correr los muebles
Apilar los objetos

Dejar un centro vacío


V

Tengo dificultad de saber cuál es el límite de mi cuerpo
suele incrustarse en el cuerpo del otro como una astilla

Tampoco entiendo la  tenue suavidad de la mirada
porque crecí al resplandor de todos esos ojos
que hicieron de mí
una imagen prisionera

Después me desmadré

Fui una planta salvaje que avanzó sobre las paredes
sin preguntar siquiera
quién habitaba la casa



VI

El cubo no se siente a veces como cubo
se abre uno de sus lados
y la Princesa Murciélago intuye una esfera

Y rueda en esa noria falsa

Es sólo uno de cuatro corazones
que laten redondos
entre  las angulares paredes de la casa



(*) Fotografías de Natasha Gudermane



VII

Espero.
Dicen los que saben
que luego de una temporada de navegación
cuando la vista se acostumbra
se ven con claridad los bordes de la niebla

VIII

Desde la casa del abuelo
parte un camino que asciende El Cerro

Es el mismo camino que desciende
hacia la casa del padre

Ese camino
que huye de la casa para volver a huir de la casa
en mí se hace destino

IX

A veces las paredes se ensanchan
y en la habitación caben
los sonidos de las selvas y los campos
las orbes y sus gigantes de piedra
las multitudes frenéticas
y el agua del Brazo de la Tristeza

yo conjugo todos los verbos del futuro
y me dejo viajar

(Inéditos)



Alejandra Correa (Minas, Uruguay, 1965) 
Vive en Buenos Aires
el  blog a través del cual la conocí NIÑOS DE JAPÓN
para leer MÁS

9 comentarios:

vera eikon dijo...

Todo aquello que pueblan nuestros cuartos...Beso

El Joven llamado Cuervo dijo...

El límite de mi cuerpo o mi tormento. Beso, flaca.

Bellarte dijo...

El drama y la amargura, siempre es la mejor inspiración, mas sabroso al leer.

:Isza: dijo...

"Espero.
Dicen los que saben
que luego de una temporada de navegación
cuando la vista se acostumbra
se ven con claridad los bordes de la niebla"

Yo tambien asi lo espero...

Es Minuana, tan cerquita de aca! nunca habia leido nada de ella.

abrazo!

Halcón peregrino dijo...

Qué buen recorrido por esa suerte de lugares que nos habitan.

Saludos.

NINA dijo...

Me gusta I y II.

Después... no sé.

Baci!

EMMAGUNST dijo...

Es que te debés haber cansado de leer Nina, sos media vaguita! Querés el efecto "sopapo" en el segundo renglón! I know you!!! BACI BACI BACI

Leo Mercado dijo...

Pero es que esto es efecto "sopapo, sopapo, sopapo, sopapo, etc."
Fuaaaaa.
Que bueno es, venir, irse, irse, irse...
Gracias, chica.

Anónimo dijo...

An excellent post, providing something good to read,it's just good to came across the post on hand sets and its features.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...