La mujer escribe y eso es lo que importa










26 de mayo de 2012

Juana Bignozzi, Chau


Fotografía de Anka Zhuravleva



Había un mundo infalible para escribir poemas intensos
los mitos más cursis eran palabra santa
las despedidas en los puertos, los parques bajo la lluvia
el lento manoseo entre infidentes
la falacia de la noche
la magia de hablar en bares casi desiertos
rodeados de sillas apiladas sobre las mesas
niños que nunca aprendieron las respuestas
muchachas crepusculares
que repartían flores de piedra entre borrachos de prestigio
y nunca pensaban en el principio
les bastaban los finales como éste

(de "Regreso a la patria" 1989)




Juana Bignozzi  
(Buenos Aires, Argentina, 1937-2015)
en La ley tu ley, Obra reunida, Adriana Hidalgo editora, 2000
para leer MÁS

4 comentarios:

Chimista dijo...

Reflexión sobre la vida y sobre la escritura. La poesía debe preguntarse sobre el origen de la desolación y no complacerse estéticamente en ella. Seguimos descubriendo caminos. Gracias, Emma.

Leo Mercado dijo...

Hay que tener coraje para desvestir al poema así...

vera eikon dijo...

Hermoso..

bixen dijo...

Muy inteligente; demasiado! Ocurre lo mismo con los chistes, guardando las distancias. No es broma: de corazón!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...