La mujer escribe y eso es lo que importa










21 de mayo de 2012

Mada Alderete Vincent, 3 poemas 3


Fotografía de Françoise Rachez



El botiquín aquí es un macrobotiquín
algunas mujeres siempre están enfermas
es su forma de autosabotaje
de no afrontar los verdaderos deseos
hoy dudo mucho de cuánto pueda yo ayudarlas
la enfermedad sustituye al enfrentamiento
evita los conflictos internos, tan buenos para crecer
el cuerpo paga las facturas
estoy enferma…. Es fácil autocompadecerse
las mujeres se gastan luchando contra ellas mismas.


Hoy me dice que nunca volvería con él
y mañana está quedando a escondidas
desde fuera se ve fácil
pero yo recuerdo bien
esa enfermiza emoción
el placer de que el perverso te vuelva a mirar con deseo
el goce de recuperar los besos y el sexo del perverso
el triunfo mentiroso de que te pida perdón una vez más
y una vez más te diga bajito, al oído
esas cosas que ya sabéis que dicen,
bajito, al oído.

Necesitas el dolor para vivir
si eres feliz te rompes un poco
te desorientas, no te reconoces
así que buscas una vez más
algo para quejarte
y demostrarte tu verdadera esencia:
la pena.

Te has acostumbrado ya a la destrucción
cambia de estrategia
no tomes las pastillas que te quitan la conciencia
ven, voy a cogerte
voy a mecerte durante años
hasta que te cures
no, espera, no me dejan tocarte tanto
te asombras de mi mirada, porque me he quedado en blanco
extiendes tu mano
te doy las pastillas
un vaso de agua
haces una broma
sobre tu suicidio
pero no te toco
en este trabajo se habla, se educa
pero no se toca.





Mada Alderete Vincent 
(Madrid, España, 1959)
de La casa de la llave, Ediciones Baile del Sol, Tenerife, 2007


13 comentarios:

vera eikon dijo...

Uff! Estos poemas me tocan, y no porque exista una identificación, sino que no puedo evitar compartir esa percepción(y a veces me irrita, y otras me digo ¿quién soy yo para juzgar o entrometerme?)de que hay personas que hacen del dolor su bandera o su insignia(y no sé por qué siempre tengo la sensación de que son en su mayoría mujeres. Aunque quizás se trate de una simple cuestión de empatía), lo cual acaba por ser una costumbre bien peligrosa....Y comienzo a pensar en eso y ya soy incapaz de disfrutar el poema...Bicos!!

El Joven llamado Cuervo dijo...

Esa perversión...me da hambre...

Antonio dijo...

"Pero ellas no pueden tocaros". Hermoso, Emma, intenso y victimario. A ver que hacemos con nuestro caso. Me voy con mi hermano, mañana tenemos cumpleaños ;-)
Muchos Besos, Linda
Y ánimo.

Toni

Anónimo dijo...

Esta es tu pena
Tiene la forma de un cristal de nieve que no podría existir si no existieras
y el perfume del viento que acarició el plumaje de los vientos que no vuelven.
Colócala a la altura de los ojos
y mira cómo irradia con un fulgor azul de fondo de leyenda,
o rojizo, como vitral de insomnio ensangrentado por el adiós de los amantes,
o dorado, semejante a un letárgico brebaje que bebieron los ángeles.
Si observas al trasluz verás pasar el mundo rodando en una lágrima.
Al respirar exhala la preciosa nostalgia que te envuelve,
un vaho entretejido de perdón y lamentos que te convierte en reina del reverso del cielo.
Cuando la soplas crece como si devorara la íntima sustancia de una llama
y se retrae como ciertas flores si las roza cualquier sombra extranjera.
No la dejes caer ni la cometas al hambre o al veneno;
sólo conseguirías la multiplicación, un erial, la bastarda maleza en vez de olvido.
Porque tu pena es única, indeleble y tiñe de imposible cuanto miras.
No hallarás otra igual, aunque intentes bajo un sol cruel entre columnas rotas,
aunque te asuma el mármol a las puertas de un nuevo paraíso prometido.
No permitas entonces que a solas disuelva la costumbre,
no la gastes con nadie.
Apriétala contra tu corazón igual que a una reliquia salvada del naufragio,
sepúltala en tu pecho hasta el final,
hasta la empuñadura.

Olga Orozco

vera eikon dijo...

Eres tú el anónimo, Emma? Qué belleza de poema este que nos traes...

EMMAGUNST dijo...

No Vera, el Anónimo no soy yo. Y agradezco el poema, sí que es bello!

Y con respecto a tu primer comentario...creo que nadie esta exento de situaciones así.

Me llamaron poderosamente la atención estos poemas porque Mada escribe desde la experiencia, su formación y trabajo en un centro de violencia familiar o de género. Lo ha vivido de cerca. Y escribe con conocimiento de causa, como se dice...en fin, que me gustaría acercarme a sus libros. Estos poemas me acercan a una cosmovisión más abarcativa de la "realidad".
BESOS

EMMAGUNST dijo...

Antonio! que suba estos poemas no quiere decir que yo esté mal, eh? Prefiero estar sola que mal acompañada. Esa ha sido mi decisión, amigo.

Y habrá tiempos mejores, no lo dudo.
Disfrutá de tu hermano. :)

EMMAGUNST dijo...

Joven: dos palabras usaste y me quedé tecleando...perversión y hambre...ahora explicate mejor!!!

Mundo Aquilante dijo...

uffff, fuerte! perfecto

Makeda dijo...

y con los dolores que yo he tenido estos días (físicos) apenas me han quedado que ni pintados,gracias emma.

Leonel Licea Alvarez dijo...

Y es que este rincón de belleza y buena poesía me faltaba, lo extrañaba, lo necesitaba... Aquí estoy quitando la sed para borrar mi ausencia. Volveré con más tiempo a leer y recuperar todo lo que me he perdido. Miriam.
Un abrazo fuerte.
Leo

Leo Mercado dijo...

Esas cosas, que se dicen bajito al oído......

Axis dijo...

Emma, me encantaron estos poemas que trajiste! Al leer el primero, asentí con la cabeza, al leer el segundo, me dijo, claro! y en el tercero me dije, no quiero!

Besos!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...