La mujer escribe y eso es lo que importa










20 de mayo de 2012

Sharon Olds, Más allá del peligro


Fotografía de George Pruteanu

MÁS ALLÁ DEL PELIGRO

Una semana después de que murió
de pronto entendí 
que su amor por mí estaba seguro:
ya nada lo podría alterar. A veces, 
durante el último año, su rostro se iluminaba 
cuando yo entraba a su habitación,
y una vez, medio dormido, 
sonrió al pronunciar mi nombre.
Respetaba mi arrojo: 
la vez que me ataron a la silla,
ataron a alguien que él respetaba, y cuando
dejaba de hablar durante semanas enteras,
yo era uno de los seres a quienes no le hablaba,
alguien con un lugar en su vida.
La última semana lo dijo sin querer:
entré a su cuarto y le pregunté 
“Cómo estás,” y contestó, “Yo a ti también”.
Desde entonces, temí perder esas palabras.
Hasta el último momento podía equivocarme, 
ofenderlo. Bastaría una de sus muecas de disgusto 
para que volviera a joderme la vida.
Intenté no pensar demasiado, 
ayudaba a cuidarlo, le limpiaba el rostro, 
lo acompañaba.
Pero un rato después de que murió, 
de pronto pensé, con asombro, ahora 
siempre me amará, y me reí: 
estaba muerto, ¡muerto!

BEYOND HARM

A week after my father died
suddenly I understood
his fondness for me was safe—nothing
could touch it. In those last months,
his face would sometimes brighten when I would
enter the room, and his wife said
that once, when he was half asleep,
he smiled when she said my name. He respected
my spunk—when they tied me to the chair, that time,
they were tying up someone he respected, and when
he did not speak, for weeks, I was one of the
beings to whom he was not speaking,
someone with a place in his life. The last
week he even said it, once,
by mistake. I walked into his room, and said “How
are you,” and he said, “I love you
too.” From then on, I had
that word to lose. Right up to the last
moment, I could make some mistake, offend him, and with
one of his old mouths of disgust he could re-
skew my life. I did not think of it,
I was helping to take care of him,
wiping his face and watching him.
But then, a while after he died,
I suddenly thought, with amazement, he will always
love me now, and I laughed—he was dead, dead!




Sharon Olds (San Francisco, EE.UU., 1942)
de El padre, Bartleby Editores, Madrid, 2004, Edición bilingüe
Traducción de Mori Ponsowy
para leer MÁS

14 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Tan terrible como cierto. Eres fascinante cuando traes estas cosas. O sea, siempre.

EMMAGUNST dijo...

Y bueno Juan Antonio...viste lo que es Sharon Olds, no? es terrible su escritura, la descripción en su poesía...

Me llegaron los libros de ella, dos de sus libros, "El padre" y "Los muertos y los vivos". Una amiga me los envió. La estoy disfrutando y sufriendo a la vez...

Un abrazo

Maia dijo...

Sharon y sus fucking verdades: la muerte como consuelo.
Maravillosa.
Me gusta la poesía narrativa mil veces más que la otra, que no sé como se llama y tampoco me importa.
Un abrazo,

El Joven llamado Cuervo dijo...

Muerto el rey viva el rey, a otra cosa mariposa. Olds es monumental...nieri.

Alejandro Schmidt dijo...

excelente,gracias,una vez más

EMMAGUNST dijo...

Cómo se llama la otra? Tampoco lo sé!
Cuando falleció mi padre, el proceso fue bastante similar. Eso pasa cuando la muerte es producto de una larga enfermedad. No puedo más que sentir empatía con este libro de Sharon. En su momento nada sabía de la existencia de esta poeta. Encontrarla después fue un shock, un abrazo Maia.

EMMAGUNST dijo...

Joven, tal cual...así es, aunque cueste aceptarlo. Beso

EMMAGUNST dijo...

Alejandro, un enorme gusto saberte por acá. ABRAZO

Noelia Palma dijo...

por dios
es que lees un poema de esta mujer y te jodés porque te agarra ese desequilibrio de querer morirte y a la vez vivir rabiosamente todo mientras seguis leyéndola

Humberto Dib dijo...

Reconozco no haber leído nada de Olds hasta este momento. Claro que había escuchado hablar, pero jamás me acerqué, vaya uno a saber por qué.
Me gustó más en inglés. ¡Qué gran problema ese de las traducciones! La fórmula "traduttore traditore" es exacta.
Un beso.
HD

c c Rider dijo...

Es cierto que la traducción rompe un poco la lírica en cambio el significado ...me recuerda al único relato que escribí este año, en enero, inspirado por un poema de Olds que leí en tu espacio...

saludos emma

EMMAGUNST dijo...

No sé leer en inglés y lo lamento muuuucho :(

Sin embargo me gustó la traducción automática que me dió google del título "Más allá del daño"...me gustó más

sibila dijo...

es mortal!

vera eikon dijo...

Y ella también le querrá siempre, ahora que su imagen se ha quedado estática, incluso comenzará a poblarse de delicadas nieblas, que lloverán nostalgias...Conservará para si la mejor versión de él mismo...La lucidez es a veces descarnada...Bicos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...