La mujer escribe y eso es lo que importa










7 de junio de 2012

Jacqueline Goldberg, 2 poemas 2 (II)


Obra de Xetobyte



ESTADO DE EXILIO

Hay una retahíla de verbos emancipados.

Todo es mío. Lo pestilente y lo liviano.
Todo lo amasé, lo mordí, lo acuné.

Son mías las imprecisiones,
el barro que no amaina,
los hilos de sangre que cuajan el hogar.

Mío lo que despoja,
savia de una tarde avara,
huesos desmoronados en el útero.

Las minucias me las llevo al asco, al exilio de mí.

Las pérdidas no me arrancarán el mal,
no me harán dadivosa ni puntual.

Si me voy cargo con todo,
armo el miedo en otro puerto,
me ensucio para nuevas esperanzas.

(de Verbos predadores, 2007)





Obra de Xetobyte


 A Miguel Angel Campos

he sido incierta
pecaminosa
he dado pie a discordias que desencajan

temo terriblemente
poseer cincuenta y cuatro años
completar apenas
la mitad de los saltos
que me han sido asignados
ser famosa
incluso venerable

pero no haber tropezado
sino unas cuantas hemorragias matutinas
no llegar
nunca llegar
cumplir treinta 
cincuenta
tal vez setenta años

ser horrendo simulacro

(de Víspera, 2000)




Jacqueline Goldberg 
(Maracaibo, Venezuela, 1966)
para leer MÁS
su BLOG

3 comentarios:

vera eikon dijo...

Muy buenos estos poemas. Pero me quedo con el verso final del primero. Ensuciarse para nuevas esperanzas....Vivir ha de ser cargar con lo de uno, y no excusarse siempre en el otro, los otros, este mundo...Bicos matutinos

Tranquilino González dijo...

Realmente excelente. Y yo como la embolada de Vera, me quedo, precisamente con ese verso. Es brutal.

EMMAGUNST dijo...

Sí, sí, también los siento así. Hace como un año atrás la conocí leyendo una antología de poetas venezolanas y la volví a releer. Es buenísima. Como varias de esa generación.

Abrazos Vera y Tranquilino

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...