La mujer escribe y eso es lo que importa










10 de junio de 2012

Regina José Galindo, 3 poemas 3


Regina José Galindo 
(CORPUS. ARTE IN AZIONE. MADRE, MUSEO D'ARTE CONTEMPORANEA DONNA REGINA. NÁPOLES, ITALIA. 2010)


Prensando a mis entrañas
permanece
Hace un año vive conmigo
chupando mi sangre
mi sudor
mi sexo.
He intentado un aborto
pero este amor
no conoce la muerte.

Si fuera José
-solo José-
no tendría este pene atrofiado
mis tetas se hundirían
me llenaría de pelos.

No me las cogería a la fuerza
ni me cuidaría las nalgas.
Si fuera José
sería igual de vulgar

y no me enamoraría de Regina.
Algún día
el hombre donará
el himen de la mujer
a una iglesia

Lo colocarán en un altar
-con velas e incienso-
y se hincará frente a él/ a
 rogar

por la santa imagen de la virginidad

(en Voces de posguerra, Antología poética de Guatemala)

Soy un lugar común
como el eco de las voces
el rostro de la luna.

Tengo dos tetas
-diminutas-
la nariz oblonga
la estatura del pueblo.

Miope
de lengua vulgar,
nalgas caídas,
piel naranja.

Me sitúo frente al espejo
y me masturbo.

Soy mujer
la más común
entre las comunes.



Regina José Galindo (Ciudad de Guatemala, Guatemala, 1974)
POETA/PERFORMER/ARTISTA
su WEB

5 comentarios:

RH dijo...

Me gusta tu blog lleno de "propuestas". Sobre Regina José Galindo, ya había leído y visto algo de sus "performances". Lo respeto como forma de acción y de expresión pero no me gusta demasiado. Encuentro algo megalómano en ello. Es necesario combatir la violencia. La violencia contra las mujeres y todo tipo de violencia. Es necesaria la denuncia, y la educación, y la cultura, y todas aquellas cosas que interfieren la violencia pero, no sé, en esta fórmula encuentro algo de utilitarismo, de predominancia del regusto personal por el protagonismo y la rentabilidad "artística".
Pero toda expresión es susceptible de llegar mejor o peor en función de cómo son las distintas sensibilidades, supongo.
Me alegra pasar por aquí :)

EMMAGUNST dijo...

Gracias RH. Entiendo tu opinión y, después de leerla un par de veces, la comparto.Aunque admito que yo quedé más enganchada que vos con Regina J. Galindo, me recordó a Ana Mendieta, pero sobre todo me sorprendió su escritura.
Saludos.

vera eikon dijo...

No me paro con las performances, puesto que estoy en el laburo. Los versos son contundentes, casi drásticos. Quizás me siento últimamente más lejana de este tipo de poesía, y no dejan de gustarme. Pero me quedo pensando. Bicos. Buen día!!

Tranquilino González dijo...

Me gustan estos versos brutales, descarnados...

arati dijo...

Pues si es por opinar, a mí me gusta más en su faceta de performer que de poeta.

Personalmente no me molesta nada el "protagonismo" que le atribuye RH. Es más, opino que un artista es, por naturaleza, megalómano y egocéntrico, o no tiene impulso suficiente para dedicarse al arte y exhibirse.


Uno de los temas radicales, esenciales, de Regina es el cuerpo, y especialmente el cuerpo de la mujer.
Como artista y performer ella usa el suyo y no precisamente de modo narcisista, embelleciéndolo o pretendiendo que aparezca mejor o más hermoso. Lo usa y se usa como instrumento para contarnos lo que quiere contar: hechos atroces.

Gracias por traerla, Emmagunst, siempre disfruto o aprendo cosas nuevas en tu casa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...