La mujer escribe y eso es lo que importa










24 de julio de 2012

Karin Boye, 2 poemas 2


Fotografía de Anka Zhuravleva


PEDÍ UNA COSA


Pedí una cosa
profunda seriedad
-lo que fue la muerte de muchos-.
Pero pedí todavía una cosa más,
una que sólo se les concede a los fuertes:
el mutismo del corazón.

de Moln, 1922


EL TRIUNFO

El triunfo, el triunfo no tiene voz ninguna,
ningún frenético clamor de júbilo.
¿Existen caminos tan sencillos y llanos
bajo esa luz tan sobriamente austera?

El triunfo, el triunfo no tiene color alguno.
Frente a su mirada, la opulencia parece lastimosa.
Sereno y pálido en su pálida aureola
se aleja, silencioso, de la mentira y el estrépito.

El triunfo, el triunfo, es raras veces visto,
pasa de largo, como un espíritu en visita.
Bienaventurado aquel a quien su claro espectro
espera con luces en la fiesta de la muerte.

Traducción de Carlos Vidales






Karin Boye (Gotemburgo, Suecia, 1900-1941)
para leer sus poemas en sueco e inglés, ACÁ
para leer más en: HEM

4 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Una gran poeta. Tus poemas seleccionados siempre me parecen geniales.

Te dejo un abrazo grande, Emma
Ana

Leo Mercado dijo...

mortal (mucho)

EMMAGUNST dijo...

Ana, estuve leyendo todo lo que encontré en castellano y sí, es MUY buena...y vivió tan poco tiempo!
Gracias por lo que decís, mil gracias.

BESOS

EMMAGUNST dijo...

Es super delicada no te parece Leo?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...