La mujer escribe y eso es lo que importa










26 de julio de 2012

Sol Fantín, tengo un mareo de esos que hacen que una se pregunte...

Fotografía de Zuna Potočná




tengo un mareo de esos que hacen que una se pregunte
para qué mierda nació –sí, así me siento
éste es el chiste que viene en el combo desde el día
en que te dijeron qué suerte! ya sos señorita!
la concha de sus madres –los párpados se me caen
sobre la cara como telones de hierro


me desvisto
me acuesto boca arriba


deslizo mis manos dentro de las sábanas acariciando
mi pecho mi abdomen la ingle y palpo
el pubis y sigo buscando con mis dedos en lo más húmedo
en lo más molusco de mí y sigo
hasta el orificio tubular por donde tanto
conocí y sigue mi mano entera penetrando
inconcebiblemente penetrando mi cavidad en ascenso
la muñeca en ascenso y soy
una contorsionista las paredes de la vagina se dilatan y ya
todo mi antebrazo dentro de mi propio tubo –toco
una delicada constelación de órganos –siento
hundidas en mi pulpa viviente
dos frutas
dos planetas flexibles –ovarios les dicen
ovarios inflamados para más presiciones


aprieto su redondez de ameba
toda curvada sobre mí misma masajeo
esas dos enormes uvas para aliviar el dolor en oleadas
aprieto
cirujana a ciegas interviniendo mi organismo exprimo
las dos frutas


y empieza a derramarse un líquido un jugo
y lo que cae no es sangre no es un hambre acumulado
de siglos de nenita buena cae
un fluir de celos atrincherados como tumores
que laceran caen
gota a gota
los terrores de ser abandonada y no tener
piernas que me sostengan para morder mis caminos
como una hembra selvática cae
un amor garra que agarra y colmillo que succiona
el cuello de la presa cae
una armadura hipócrita un deseo convertido en flecha
que se clava y me clava el cuerpo a otro cuerpo y nunca
dejó de ser una tortura incrustada en mí por eso sigo
presionando liberándome súbitamente osada dejo que drene
desde esas dos frutas que hinchadas duelen cae
el código siniestro de lo que significa
ser una mujer
cae
pero ay
arden como una brasa y ya
no puedo soportarlo


mi mano se abre
mi brazo se sale del tubo blando y dilatado –con un grito
me siento en la cama jadeando


abro los ojos y sólo
puedo pensar agua y calmante
para los ovarios que se retuercen apretados
por una pinza


tengo la cara mojada y húmedo
todo el cuerpo pero a través
de la fiebre UN TRIUNFO ahora emerge


ALGO ESTÁ PUDRIÉNDOSE
se derrama se derrumba se derriba se derrite
el rencor sembrado en mis entrañas por atreverme
a desabrocharme el alma y quedar en carne viva
piel mía contra la piel del mundo y el JÚBILO casi
me desmaya de goce porque estoy
amasijando liquidando líquida TODO LO QUE NO SOY
y una carcajada de bestia hermosa me sale por la garganta


me levanto y veo
en el colchón sobre la sábana una mancha
roja y humeante
roja y triunfante como una escupida de dragona


con un dolor de ésos que me hacen preguntarme
para qué mierda nací –mis órganos responden:
todavía no naciste:
desde tu propio vientre
ESTÁS PARIÉNDOTE






Sol Fantín 
(Buenos Aires, Argentina, 1982)
para leer MÁS
su BLOG

2 comentarios:

Vera Eikon dijo...

UAUUU...muchas sensaciones, demasiadas diría....

Nell dijo...

simplemente buenísimo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...