La mujer escribe y eso es lo que importa










3 de julio de 2012

Violeta Luna, Mi corazón cojea

Fotografía de Burçin Esin



MI CORAZÓN COJEA

Cuando pienso
en la lejana hilera
de los que me quisieron,
de los que me dijeron y me dieron
una palabra limpia
y un crisantemo fresco,
el alma se me pone como un río
que quiere regresarse y nunca puede
- El agua que se va jamás retorna
y el vals que se bailó
ya nunca es blanco -
Y cuando miro atrás
y me estremece el viento de esas tardes
y escucho entre los tilos esa música
el corazón me salta
como un payaso triste
que me quiere derrumbar un muro inmenso
y sólo se lastima

Mi corazón acróbata
ya nada puede hacer.
Perdió la edad del nardo,
perdió el rosado traje
y el danzarino vuelo.

Mi corazón cojea y ya no sueña.
Su pecho es un papel.
Mi pluma su muleta.






Violeta Luna 
(Guayaquil, Ecuador, 1943)
para leer MÁS

7 comentarios:

vera eikon dijo...

Es tan bello esto.Pienso que se dice algo bueno de una vida cuando uno quiere ser río que se retorna, a pesar de que no podamos retornarnos. Significará que hemos vivido y amado. Me conmovió. Besos

Darío dijo...

Plas plas plas....excelente excelente...

Ío dijo...

Que versos, Emma, me estremecen, me emocionan, que maravilla¡
Besos

Ío

Laura dijo...

Qué triste es este poema!

Laura dijo...

Qué triste es este poema!

Carmela dijo...

Genial!!
Un beso, Emma

Pausa dijo...

Precioso...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...