La mujer escribe y eso es lo que importa










6 de julio de 2012

Yehuda Amijai, Como la huella de nuestros cuerpos







Como la huella de nuestros cuerpos,
no quedará señal de que estuvimos aquí.
El mundo se clausura a nuestro paso
y la arena, nuevamente, se acomoda.
Ya se avizoran fechas
en las que no estarás más;
vientos que arrastrarán nubes
que no derramarán
sobre nosotros lluvia.
Y tu nombre
en las listas de pasajeros de barcos
y en registros de hoteles
cuyas razones, sólo de oírlas,
hielan el corazón.
Los tres idiomas que conozco,
todos los colores con los que veo y sueño:

Ninguno me ayudará.





Yehuda Amijai 
(Wurzburg, Alemania, 1924, Israel, 2000)
Traducción de Gerardo Lewin
para leer MÁS y MÁS
Extraído de ACÁ

7 comentarios:

vera eikon dijo...

Somos apenas...Y para más inri, la mayor parte de nuestras vidas nos huísmos, anticipando ese olvido. Beso!

Angi La Fiera dijo...

Ninguno me ayudará... ¿a comprender? ¿a permanecer?
La verdad es que a mi, que me lo tomo todo tan a pecho, me descarga pensarme como un registro en una lista de pasajeros. Ser pasajera.

Darío dijo...

Una estela que va perdiendo fuerza...

Leo Mercado dijo...

pasajero en tránsito perfecto...

.Fémina. dijo...

La fotografía que escogiste me pareció sencillamente escalofriante.

arati dijo...

Gran poeta, precioso poema, como todos los que eliges.

Súperfan de tu blog

Gerardo dijo...

Muchas gracias por la publicación! :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...