La mujer escribe y eso es lo que importa










20 de agosto de 2012

Dafne Pidemunt, Madre



Fotografía de Eugenio Recuenco


El consuelo de escribir. Mi madre se emborracha. 
Una y otra vez la asesino.
Muerta, resucitada, continúa suicidándose.
Pienso en la música, trato de no llorar,
la máquina de escribir repite los mismos errores 
en la misma tecla, mi madre tipea. 
A lo lejos yo la observo;
vaya coincidencia, al igual que la máquina yo
repito siempre los mismos errores que mi
madre, en las mismas situaciones.
Me emborracho, me asesinan, 
resucito, me suicido.
Y mi madre a la par mía vive con el consuelo
de escribir, imitándome.




Dafne Pidemunt (Buenos Aires, Argentina, 1977)
de El Juego de las Estatuas, Yügen, 2004 
extraído de si Hamlet duda le daremos muerte, Antología de poesía salvaje,
Libros de la talita dorada, 2010
para leer MÁS

4 comentarios:

Darío dijo...

Gracias a la máquina y la mano que no cesa...Un abrazo, flaca.

La Biblioteca de la Morgue dijo...

¡¡Hola!!, te escribo desde el blog literario

La Biblioteca de la Morgue,

Un blog en el que podrás encontrar reseñas literarias, críticas de películas y muchas secciones más, ¿Te unes?. Yo te sigo desde ya ^^. Espero que te guste mi espacio e intercambiemos opiniones, a mi el tuyo me ha encantado!! ^^

¡Nos leemos!

Bisous

La Biblioteca de la Morgue

Anónimo dijo...

Os beso.

Leo Mercado dijo...

Somos una máquina defectuosa, a fin de cuentas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...