La mujer escribe y eso es lo que importa










7 de agosto de 2012

Maria Sousa, de Ejercicios para endurecer las lágrimas

s/d del autor de la fotografía



El proceso de contar historias es siempre lento
se comienza por el principio
y hay quien dice que llegar al fin es simple
una frase es la mejor medida
para unir los fragmentos
y si la noche al subir por la voz
es un método de fabricar silencios
y el corazón un órgano que
espía a través de los agujeros de la gramática
es en el fondo porque tiene como frontera un cuerpo


O processo de contar histórias é sempre lento
começa-se pelo início
e há quem diga que chegar ao fim é simples
uma frase é a melhor medida
para juntar os fragmentos
e se a noite a subir pela voz
é um método de fazer silêncios
e o coração é um órgão que
espreita pelos buracos da gramática
no fundo é porque têm um corpo como fronteira



Por ahora las palabras son
marcas que los dedos dejan en la piel

cuando ya no hay restos de la voz en el habla
en el momento en que con lentitud
escribo el silencio en el cuerpo

como movimiento imperfecto de la respiración
acepto lágrimas 

Por agora as palavras são
marcas que os dedos deixam na pele

quando já não há restos de voz na fala
no momento em que devagar
escrevo silêncio no corpo

como movimento imperfeito da respiração
aceito lágrimas



Maria Sousa (Coímbra, Portugal)

de Exercícios para endurecimento de lágrimas, Edições Língua Morta, 2010
Traducción del portugués de Ana Gorria
su BLOG

6 comentarios:

Vera Eikon dijo...

Cuando un poeta habla de palabras ha de ser como hacerse el amor a si mismo. Documenta una obsesion, su pasíón más verdadera y para siempre. He ahí cuando de verdad nos abre su corazón. Pero ¿y el silencio?. Cuando los poetas hablan tanto del silencio ha de ser que la poesía se parece cada vez más a la música...Pensar en una historia que quepa en un silencio, un sentimiento que se narre en aquello que se omite...Besos, Emma

Dara Gorrión dijo...

"como movimiento imperfecto de la respiración
acepto lágrimas "

Y llegan estas mudas.


(qué bello)

Darío dijo...

Ayer no llegué a llorar, por ejemplo, mientras leía, pero las lágrimas estaban petrificadas en mi garganta. Ahí es donde duelen. Es increíble que las palabras, tan incompletas, tan inútiles, a veces, tengan ese poder lacrimoso...

Noelia Palma dijo...

el primer poema y la foto...

Axis dijo...

A veces es sólo estar callada, pero otras es el silencio mismo, profundo y vertiginoso, acaso, el que me deja con los labios sellados y no hay manera de que respire. Todo queda suspendido por dentro. Ni siquiera una lágrima se anima.

Beso.

Leo Mercado dijo...

"por ahora las palabras son
marcas que los dedos dejan en la piel"
Voy a cerrar los ojos dos minutos. Sólo dos minutos. Y voy a pensar en esos versos. Voy a engullirlos, con mis siete estomagos rumiantes. Y voy a regurgitarlos. Quiero ser verdaderamente consciente de lo que esos versos dicen. No quiero leerlos con la prisa y la precisión de un cirujano o con la naturalidad de un administrativo que sella papeles ocho horas por día; tampoco quiero ser el licenciado en buscar verdades vedadas ocultas bajo un manto de misterio. Quiero ser el hombre simple que quisiera ejercitar más a menudo esa satisfactoria pasión de decir amordeseoplacer con las palabras que nombran y dan cadencia musical al silencio del viento, pero con el índice, el mayor y acaso el anular, desde el contorno de una frente, una nariz, una boca, un mentón, unos pechos, un vientre, un sexo, unas piernas, una rótula, un empeine. Unos dedos.
¿Dos minutos dije?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...