La mujer escribe y eso es lo que importa










18 de agosto de 2012

Märta Tikkanen, Estaba sentada junto a mi madre...

Fotografía de Benoit Courti


Estaba sentada junto a mi madre

teniéndole la mano

cuando estalló su mirada celeste.

En ese instante yo le prometí

que yo nunca diría como ella:

No me permitieron.

Lo que diré

si tengo que hacerlo es:

No he hecho.





Märta Tikkanen (Helsinki, Finlandia, 1935)
de La historia de amor del siglo, Ediciones Hiperión, Madrid, 1989
Traducción y prólogo de Francisco J. Uriz 
para leer MÁS

10 comentarios:

Mariela Laudecina dijo...

Quiero leer a más poetas finlandesas. Esta por lo menos me encantó. Es un pais de muchisimo frio y me interesaría saber cómo plasman vivir así en la poesía. Adoro el invierno..., por eso.

EMMAGUNST dijo...

Mariela, te recomiendo que busques la Antología de Poesía Nórdica, selección y traducción de Francisco J. Uríz. Es muy buena!!!

lobamarino dijo...

qué lindura.
yo también quiero decir en tal caso
no he hecho

besos querida!

Mariela Laudecina dijo...

Gracias! abrazo.

Mariela Laudecina dijo...

Pero está publicada en papel?

EMMAGUNST dijo...

Sí, claro!!! "Alto libro"!!!

ah cierto...! fijate si lo podés encargar, en ese caso pedí 2!!!


Poesía Nórdica, Antología preparada por Francisco J. Uriz, (pág.397)
Ediciones De la Torre, Biblioteca Nórdica

EMMAGUNST dijo...

besos y abrazo Loba!!! :D

Vera Eikon dijo...

Asumir la propia culpa es darse libertad en cada acto. Si pensamos que son los otros los que impiden nunca nos permitiremos intentar llevar nada a cabo...Buena filosofía de vida la de este poema!! Beso

Darío dijo...

Compromiso, sobre todo...

Ana Muela Sopeña dijo...

Qué buen poema, Emma. Las poetas nórdicas son muy conceptuales y buscan de un modo preciso la libertad personal.

Este poema es muy contundente.

Un abrazo
Ana

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...