La mujer escribe y eso es lo que importa










22 de agosto de 2012

Victoria Sibelles, Espejos rotos


Fotografía de George Prutenau
                                                                                                                                                   

“...voy dejando pedazos de vida atrás”
Juan Rulfo                                                                                                                                                               
   

Quizás eso es lo terrible, despertarme en un gran escalón sin saber a donde voy.
Pensar, tal vez, que esa mitad del camino es el final de todo.
El subir o el bajar me resultan igual de difícil. Los pasamanos están lejos, aunque ellos se acerquen no podría tomarlos. Nada me alienta a cambiar la cómoda posición. Lo de abajo ya lo pasé, ya dije basta una vez, y soy persona de una sola palabra, o por lo menos respeto las varias que pude haber dicho.
Arriba está ella, jamás me dijo que subiera,
pero es hiriente la forma en que espera, lo sabe.
En mi escalón mando yo, es como el “patrón de la vereda” que jugaba
cuando era chica, nadie entra ni puede pasar sin que yo quiera, si no, lo toco.
Y no juega más.
No es que me guste hacerlo, pero el juego es así.
A mí me lo hicieron muchas veces, cada vez que quería ir al escalón de alguien.
Donde esta ella no hay escalones, y eso me anima un poco.
Me daría miedo que baje a buscarme.
Es peligroso andar por escalones que uno nunca pisó.
No quiero que se lastime.
Pero, más que por ella, es por mí.
No me quiero doler de amor. 



Victoria Sibelles (Córdoba, Argentina)
para leer MÁS


                                                          

5 comentarios:

c c Rider dijo...

"persona de una sola palabra"

me encanta la poesía de Victoria, sin señas ni armas, que conduce al umbral de una perpetua ausencia

Vera Eikon dijo...

Pero me parece más riesgo quedarse ahí, en medio, siempre sola en su escalón. Quizás no pierda nada, pero nada gana...Beso

Horacio Beascochea dijo...

me quedo rumiando ese "no me quiero doler de amor", intenso.

Beso

Leo Mercado dijo...

Cuánto nos dolemos de amor cuando pretendemos no dolernos de amor, no?

Laurel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...