La mujer escribe y eso es lo que importa










20 de septiembre de 2012

Carina Sedevich, 2 poemas 2 (II)


s/d del autor de la fotografía



La gata me habla como un bebé.
Y me lame las manos
como un perro. 
Y monta guardia mientras duermo
como un planeta. 
Cuando escribo
se acomoda sobre los papeles.
Y me mira.
Sólo para que sepa 
que ella está. 

El peor momento es la mañana.
Ella lo sabe.
Cuando sé que no puedo dormir
más. 
Y confirmo que estoy mejor así
sola y despierta
pero recuerdo vagamente 
las trazas de algún hombre
y me entristezco. 

Pienso
si el amor apagado puede
servir para algo.
Si es como una ceniza
para mezclar con arcilla
o con agua
o con savia
y hacer una cataplasma
un ungüento
un bálsamo.


¿De qué puede servir
todo el amor apagado?
Lo pongo fuera de mí.
Pienso en alguna cosa
que con el paso del tiempo
consiga cada vez
una hoja más tibia
más azul
más lenta para surgir
más rápida de aplacar.
Una hoja
donde se haya escrito
la idea
del amor una vez.
Una idea 
tal vez como una pera.
La pera guarda
la forma del amor.
Cuando se pone azul
ya no parece una pera.
Pero quizás
con el tiempo
uno se acostumbre.

De todas formas
me entristece
el papel, las cenizas,
las peras, el azul,
la idea, la costumbre.
Mi gata se da cuenta.
Me lame los dedos.
Me llama como un niño.
Me mira.
Sólo para que sepa.





Mientras viajo a Córdoba y hace calor
dentro del colectivo, las cortinas azules
dibujan como olas, como llamas,
y pienso
acerca de las frases que usan los hombres.

Necesito una casa a la cuál volver”.
“Quiero una familia”.
“Vos sos mi mujer”.
“Quiero que me cuides un poquito”.
“Yo te doy todo lo que tengo”.
“Yo le pongo el pecho a esto”.
“Siento que jamás es suficiente”.
“No me permitís llegar a vos”.
“Estás más loca que una cabra”.

Bueno.

Abro las cortinas
necesito ver pasar las cosas
el gris de los ladrillos, el pasto seco.

Soy completamente inútil para todo esto.

Ahora veo bien por la ventana.
Las llamas o las olas
pintadas en el vidrio.





Carina Sedevich (Santa Fe, Argentina, 1972)
Reside en Villa María
Poemas inéditos
para leer MÁS

15 comentarios:

Anónimo dijo...

querida miriam... gracias emocionadas. sos un sol. espero que a los lectores de emma les guste. abrazo enorme.

carina sedevich

gaston ribba dijo...

Yo opino que hay que clausurar este blog, eso opino, ¿o mi plata no vale?, un beso

EMMAGUNST dijo...

Hoy pensaba en eso Don Gastón. "Si las personas no comentan más, lo cierro", me decía a mí misma.

Y de pronto aparece Ud., entonces, ahora me digo: "aún hay esperanza"

un abrazo.

Axis dijo...

El primer poema me conmovió, verdaderamente, me hizo entrar en una atmósfera a la cual me resisto a veces. Mis felicitaciones a la autora ;)

Emmagunst mejor que no se le ocurra siquiera la idea de hacer algo semejante, porque se le viene un piquete de aquellos!!!

Siempre dándonos todo y todo bello!
Besos enormes!!!

pd: todavía esperando tu email, jajaj

EMMAGUNST dijo...

De a ratos lo pienso Axis, pero no me voy a atrever por ahora...realmente me gusta hacerlo, pero estoy tratando de no ser tan obsesiva. A veces me paso de rosca. Hoy te respondo sin falta. Lo prometo!!! BESOS

(también sucede que si uno quiere comentarios, uno también debe comentar los blogs amigos. Y a mí me han dado mucho y yo no devolví igual, me están pasando factura :( ...)

EMMAGUNST dijo...

Estimada Carina Sedevich, desde que leí tus libros algo me pasó, como un cosquilleo, y eso no se siente seguido...Muchas gracias por pasar y escribir(nos)

Abrazo

Horacio Beascochea dijo...

Conmovedor el primer poema.

Beso

Noelia Palma dijo...

NO se te ocurra cerrar el blog!!

si no posteás más aunque sea lo dejás así, pero no lo cierres. Esto es una biblioteca.

Con respecto a Carina, qué me voy a poner a decir, es Carina...

Leo Mercado dijo...

Yo quiero que Carina me deje sentarme a su lado: yo también necesito ver pasar las cosas...

EMMAGUNST dijo...

Indudablemente sos un tierno Leo!

EMMAGUNST dijo...

(Noelia: no lo cerraría jamás, en todo caso parto yo...no habré escrito un libro...pero dejo un blog :) !!!

Mariela Laudecina dijo...

Miriam, siempre habrá alguien quien comente, la vida es un misterio no te olvides.
Carina es una de las poetas de Córdoba que más me gustan. Coloquial, directa, delicada...
abrazo.


Leo Mercado dijo...

Dije "sentarme"????? Laudecina corregí esoooooooooooooo!!!!!
Y vos, Miriam, no escribís un libro porque no querés (vos también lo sabés), o ya lo escribiste y ninguno de nosotros lo sabe.

Anónimo dijo...

gracias a tod@s por la buena onda... opino como leo sobre el libro de miriam :)

carina sedevich

Vera Eikon dijo...

Y yo me perdí esto. Andaba de viaje, me parece...Me deslizo por los poemas de Carina, en cada peldañito encuentro una flor o una piedra. La flor la pongo en el corazón, la piedra la arrojo a un lago y me quedo mirando los círculos que dibuja. Besos a las dos!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...