La mujer escribe y eso es lo que importa










15 de septiembre de 2012

Victoria Sibelles, Treinta segundos

Fotografía de Laura Marie


Flotaba ella en la luz de la noche cerrada.
Yo estaba dormida desde hacía años,
me habló con sus ojos.
La quise abrazar, hacerla mía.
No me toques, dijo,
no todavía.
Le rocé la palma de la mano
y desapareció.
Fue el amor de mi vida.

TRENTA SECONDI

Lei fluttuava nella luce della notte chiusa.
Io ero addormentata da anni,
mi ha parlato con i suoi occhi.
La volli abbracciare, farla mia.
Non mi toccare, disse,
non ancora.
Le ho sfiorato il palmo della mano
e sparì
E’ stato l’amore della mia vita.

(Traducción del CCTM)

Victoria Sibelles 
(Córdoba, Argentina)
para leer MÁS


4 comentarios:

Leo Mercado dijo...

Un texto con varias lecturas posibles y con un mismo interrogante: el amor de nuestras vidas es siempre un velo fugaz?

Horacio Beascochea dijo...

Y por ese amor, siguió buscando y buscando. Quizás el secreto, para muchos y muchas, está en la búsqueda, mientras algunos privilegiados cuentan con el milagro de encontrarse.

Beso

EMMAGUNST dijo...

Querido Leo, creo que la respuesta la dió Horacio.

Saludos a ambos!!! ;)

Cazadora de arte dijo...

Simplemente Hermoso!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...