La mujer escribe y eso es lo que importa










11 de octubre de 2012

Julia Otxoa, Un poema



Fotografía de Egor Shapovalov


UN POEMA

Un poema no es un trozo de madera, 
no tiene por qué plegarse
a medir 7 x 3 centímetros sobre el folio. 
Hay magníficos poemas
de una sola línea, 
de una sola palabra o de ninguna, 
como la imagen de un niño en medio de la tormenta junto a la orilla de un río embravecido arrojando pedacitos de pan bendito a sus crecidas aguas para calmarlas.



Julia Otxoa 
(Donostia, San Sebastián, España, 1953)
de Trato preferente, Voces esenciales de la poesía actual en Español
Selección de Balbina Prior, Sial/Contrapunto, Madrid  2010
para leer MÁS

7 comentarios:

Vera Eikon dijo...

Un mar de palomas blancas y espumosas.Los niños llevan poemas cosidos a los ojos...Besos

mónica pía dijo...

qué bello...! buscando algo más de la autora, que no conocía, encontré esta frase: "el secreto de la poesía pertenece más al náufrago que al navegante". Besos

EMMAGUNST dijo...

Demasiado apropiado Mónica Pía!!!
Personalmente lo siento así. Un abrazo

EMMAGUNST dijo...

Vera: no podés escapar de la poesía

:) A B R A Z O

Noelia Palma dijo...

Pensé en mi ahijado cuando leí el poema, se me hizo inevitable. Y cuántas veces somos el río embravecido y ellos vienen con el pan bendito a darnos lo propio, lo que les es natural...

Mariela Laudecina dijo...

Muy acertado ese poema - ars poética.
abrazos.

José Antonio Fernández dijo...

Vaya, realmente bonito.
Gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...