La mujer escribe y eso es lo que importa










20 de noviembre de 2012

Milena Rodríguez Gutierrez, Una habitación propia (+1)


(*) s/d del autor


UNA HABITACIÓN PROPIA

Le llamamos amor,
ya se sabe, costumbre,
ganas de que la vida suene como un tango.
Ansias
de mudarnos a un sitio confortable
donde cambien pañuelos por la luna,
donde se sirvan, frescos, los milagros.
Y sentimos un ruido allí en el pecho
y abrimos
y no hay nadie
sólo la soledad dando portazos.




Fotografía de Vladimir Shipulin, 2010




EL PRÍNCIPE

Desámame con suavidad, sin que lo note.
Desama mi voz
que hablará al eco de la tuya.
Desama mis manos
que inventaron tu piel en una noche.
Desama mi corazón,
que pediste por unas horas
y todavía no has devuelto.

Desámame con arte,
tan bajito,
que ni siquiera tú
escuches que me estás desamando.




Foto de Jesus Garcia Latorre
Milena Rodríguez Gutiérrez 
(La Habana, Cuba, 1971)
extraído de ACÁ
para leer MÁS
su WEB

4 comentarios:

Vera Eikon dijo...

Vaya, son deliciosos, y ese verso final "sólo la soledad dando portazos", me mató...Beso

Darío dijo...

Excelente, excelente, excelente. Dos poemas excelentes.

Leo Mercado dijo...

Me gustó demasiado el primero.

Carmela dijo...

Me gustarón los dos, y mucho.
Besos, Emma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...