La mujer escribe y eso es lo que importa










8 de diciembre de 2012

Ana Ajmátova, Una desconocida


Fotografía de Tom Chambers


UNA DESCONOCIDA

Mi vida ha transcurrido en algún sitio
del que yo estaba ausente.
¡Cuántas veces se levantó el telón
y la escena vacía
en vano ha esperado por mí!
¡Cuántas veces
tendió el amor los brazos
hacia mi cuerpo trémulo
y abrazó solo arena, 
una mujer sin nombre,
mientras yo sonreía en otra parte!
A mis mejores amigos
los perdí en algún recodo del camino
antes de haberlos encontrado.
Conozco palmo a palmo una ciudad
y nunca he estado en ella.
Me han conmovido hasta las lágrimas
mares que nunca he visto,
versos que nunca he escrito,
un rostro en el espejo, 
que era el rostro de mi madre
y el de la hija que no tuve
y el de una desconocida
que me miraba con extraño amor,
pero nunca era el mío.
Alguien que se llevó mis risas,
me ha dejado sus lágrimas.
¿De quién son estas lágrimas,
de quién este dolor 
que me traspasa un pecho que no es mío?
Me han robado mi vida,
no lloréis en mi tumba. En ella yace,
bajo mi nombre, una desconocida.




Ana Ajmátova 
(Odessa, Rusia, 1889-1966)
de Revista Cultural Turia
para leer MÁS

5 comentarios:

Maia L.B. dijo...

"Ana" parece ser en ocasiones el nombre del dolor por antonomasia. ¡Cuántas "Ana" relacionadas con la escritura, como autoras o protagonistas del dolor, del desgarro interior; del desarraigo en la Rusia desvastada! Es lo que hace la guerra con los hombres: los separa de sí mismos; es la única forma de seguir caminando pues, de otra forma, el peso del dolor terminaría aplastando lo que queda de ser en esa caja de órganos autómatas que se empeñan en funcionar cuando lo demás ha muerto.

Hubiese querido leer palabras más felices y esperanzadoras este día, Emma querida, que -si no me equivoco-cumples años. Hoy vine por ti y no por tu poesía. Muchas felicidades.
Maia

Stalker dijo...

un regalito para ti (es largo pero te gustará...):

http://www.youtube.com/watch?v=BpJcHyvaJn0

y un beso

Antonio dijo...

¿Pero qué es esto?.

Leo Mercado dijo...

A hueso pelado.

Ana Muela Sopeña dijo...

Qué gran poeta Ana Ajmátova. Un acierto este poema con ese final espectacular...

Un beso
Ana

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...