La mujer escribe y eso es lo que importa










20 de diciembre de 2012

Anabel Torres, El primer tulipán


Fotografía de Youichi Shidomoto


EL PRIMER TULIPÁN
Enterré mi amor bajo el invierno,
Lo cubrimos con cascajo y nieve.
Yo casi no podía mover las manos del frío.

Era lo único que podíamos hacer.
En el frío no apestaba,
era más práctico, casi no pesaba. 

Yo me pensaba
autosuficiente. 
Podía acabar de enterrarlo
yo sola
cuando viajaste a Nueva York

Creí que estaba muerto
o lo suficientemente 
desterrado,
apartado del todo de la vista
y menor, por lo menos. 

Tenía que ser, 
y era más fácil por ser navidad.

Días y semanas,
meses 
después 
llega súbitamente 
tu sonrisa…

el primer tulipán 
de tu sonrisa 
de nuevo prendiendo raíces.

Aflora 
tu sonrisa, 
el amor brota.



Anabel Torres (Bogotá, Colombia, 1948)
para leer MÁS

5 comentarios:

Vera Eikon dijo...

Difícil expender un certificado de defunción del amor. Cuando uno menos se lo espera, resucita, y en otras ocasiones por mucho que uno se esfuerce es difícil reanimarlo...Me gustaron mucho las imágenes de este poema, Emma. Es bueno tenerte de vuelta...

mónica pía dijo...

hermoso...!! termina diciendo Francisco Luis Bernárdez en su Soneto: "...porque después de todo he comprendido que lo que el árbol tiene de florido vive de lo que tiene sepultado".

habrá que primero haber perdido algo para luego poder recuperarlo??

cariños,

Darío dijo...

Ciertamente, unos amores huelen mal, su cadáver digo...

Ico dijo...

Todos los amores se renuevan...algunos han de morir para que nazcan otros..

Leo Mercado dijo...

Brota, a veces como una hortiga...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...