La mujer escribe y eso es lo que importa










12 de enero de 2013

Mascha Kaléko, El célebre sentimiento / La sensación conocida (2 traducciones 2)


Fotografía de Maciek Lesniak 


EL CÉLEBRE SENTIMIENTO

Cuando morí por vez primera
–aún sé cómo ocurrió–,
morí en silencio y fue del todo,
pasó en Hamburgo, el mes de abril,
y yo tenía dieciocho.
Cuando morí por vez segunda
la muerte me hizo daño.
Yo te dejé bien poca cosa:
el corazón batiendo en tu portón,
sobre la nieve huellas rojas.
Pero al morir por vez tercera
no me dolió ya tanto.
Tan cotidiana como el pan
y los vestidos fue la muerte.
Ya no me muero más.

Traducción de Inmaculada Moreno

DAS BERÜHMTE GEFÜL

Als ich zum ersten Male starb,
ich weiß noch, wie es war.
Ich starb so ganz für mich und still,
Das war zu Hamburg, im April,
Und ich war achtzehn Jahr.

Und als ich starb zum zweiten Mal,
Das Sterben tat so weh.
Gar wenig hinterließ ich dir:
Mein klopfend Herz vor deiner Tür,
Die Fußspur rot im Schnee.

Doch als ich starb zum dritten Mal,
Da schmerzte es nicht sehr.
So altvertraut wie Bett und Brot
Und Kleid und Schuh war mir der Tod.
Nun sterbe ich nicht mehr.





LA SENSACIÓN CONOCIDA

Aún sé cómo fue
la primera vez que morí.
Morí aislada y en silencio,
fue en Hamburgo, en abril,
con dieciocho años sobre mí.

¡Y la muerte dolió tanto
al morir por segunda vez...!
Muy poco te dejé:
en tu puerta, mi corazón latiendo,
en la nieve, una roja huella del pie.

Pero al morir por tercera vez
el dolor menor fue.
Tan conocida me era la muerte
como el dormir y el comer, el vestirse y el calzarse.
Ya no me quedan muertes por padecer.

Traducción de María González de León




Mascha Kaléko 
(Chrzanów , Austria -hoy Polonia, 1907 - Zurich, 1975)
para leer MÁS

10 comentarios:

Antonio dijo...

oui.



sylvia dijo...

brutal...texto y foto!

Darío dijo...

Dolorosas muertes más que la literal muerte.

L. dijo...

Creo que leer este poema ha sido mi quinta muerte.

tecla dijo...

Mi primera muerte fue feliz. Morirse no duele.
Un blog apasionante

EMMAGUNST dijo...

Tecla, tus palabras son muy afines a otro poema de Mascha que tengo preparado para subir...¿y si lo subo ahora?

(gracias por tu comentario)

Leo Mercado dijo...

Galeano dice (o dice que dicen) que las culminaciones de los abrazos son pequeñas muertes...

esa de afuera de mí dijo...

siempre nos quedan muertes dentro de la cartera. entre los papelitos de caramelos y los cigarrillos, los lápices y las muertes dispuestas a salir.

gracias, miriam, por todo lo que me haces conocer. de verdad gracias.

besos

Vera Eikon dijo...

Qué maravilla de poema. Dan ganas de morirse en él...Beso

tecla dijo...

Ya veo que lo has subido. Esto del tiempoooo.
Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...