La mujer escribe y eso es lo que importa










13 de febrero de 2013

Ruy de Moura Belo, Algunas preposiciones con pájaros y árboles que el poeta remata con una referencia al corazón


Obra de Rafal Olbinski


Los pájaros nacen en la punta de los árboles
Los árboles que veo en lugar de fruta dan pájaros
Los pájaros son la fruta más viva de los árboles
Los pájaros empiezan donde los árboles terminan
Los pájaros hacen cantar a los árboles
Al llegar los pájaros los árboles engordan se mueven
dejan el reino vegetal para pasar a ser del reino animal
Como pájaros se posan las hojas en la tierra
cuando el otoño cae veladamente sobre los campos
me gustaría decir que los pájaros emanan de los árboles
pero dejo esa forma de decir a los novelistas
es complicada y no le va bien a la poesía
todavía no ha sido aislada de la filosofía
Amo a los árboles principalmente a los que dan pájaros
¿Quién es quien los cuelga de las ramas?
¿De quién es la mano la innumerable mano?
Yo paso y se me muda el corazón.



Ruy de Moura Belo (São João da Ribeira, Rio Maior, Portugal, 1933-1978)
de El problema de la habitaciónEdiciones sequitur, Madrid, 2009
Traducción de Luis González Platón. 
Presentación de Pedro Serra
para leer MÁS
extraído de SUBLEVACIÓN INMÓVIL

10 comentarios:

Sinuhe, el que es... dijo...

Me gustó mucho... pero mucho!

Gracias, eMMa!!

José Antonio Fernández dijo...

Oh, qué bueno.
Gracias, empiezo bien el día.

Angi La Fiera dijo...

Quiero árboles, pájaros y poemas para hoy.
¡Gracias!

Vera Eikon dijo...

Este es de los que me encantan....Abrazo

EMMAGUNST dijo...

Siiiii, sabía Vera que te iba a atrapar!!! hace muchas referencias a detalles encantadores muy tuyos! Y como leí en el blog de donde lo saqué: quién iba a decir que un poema que hable de árboles, pájaros y corazones, podía aún sorprendernos!!!

EMMAGUNST dijo...

Aclaro, por si no leen con atención, que Ruy de Moura Belo, fue UN poeta portugués que falleció a los 45 años.

Que tengas un hermoso día José Antonio, Sinuhe, Angie, Vera!!!

EMMAGUNST dijo...

Adhiero al mensaje de Alfredo B.:

"El de Ruy de Moura Belo, delicioso. Dan ganas de echarse a volar."

Laura dijo...

¡Pero qué bonito!
Como siempre, gracias por el aliento petico de cada día.

(* dijo...

En "La plaza del azufaifo", Isabel Núñez nos contó su lucha por la defensa de un árbol centenario que a punto estuvo de sufrir los desastres de la avaricia de la especulación inmobiliaria. Decía:

"Ando por la calle mirando los árboles (...) Siempre que puedo toco los troncos, no puedo evitarlo, un poco como en aquellos juegos de persecuciones donde había que tocar "casa". En realidad, a veces pienso que, en algunos casos, me reprimo para no abrazarlos como cuando era pequeña. Siempre tengo la sensación de que su respiración arbórea, su toma de tierra, su vibración suave pueden transmitirme algo. O yo puedo transmitirles mi reconocimiento táctil, aunque no sirva de mucho. Tal vez yo haya enloquecido, por culpa de algún virus arbóreo..."

Yo hace años que enloquecí por ese virus. Esta mañana, Vera me ha traído hasta aquí, me ha regalado este poema. Qué decir... Gracias a las dos. No sabía que anhelaba ser las patas de unos pájaros para tenerme en una de sus ramas.

Un abrazo.

Leo Mercado dijo...

Jajajaja. Es curioso porque cuando lo leí también pensé que sería un poema de/para Vera....

Es hermoso no saber reconocer límites.....

Besos, Miriam.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...