La mujer escribe y eso es lo que importa










14 de abril de 2013

Lucille Clifton, Crueldad


Fotografía de Sanna Lindberg


CRUELDAD

crueldad. no me hables de la crueldad
o de lo que soy capaz.

cuando quise que murieran las cucarachas las quise bien muertas

y las maté. arremetí contra su nido con una escoba

y las aplasté y las troceé sin previo aviso

sin parar y sonreí mientras lo hacía.

fue un holocausto de cucarachas, cuerpos,

trozos de cuerpos, rojo por todo el suelo.

no les pregunté sus nombres.

no tenían nombres que merecieran conocerse.

ahora siempre me vigilo al entrar en una habitación.

nunca sé lo que puedo llegar a hacer.



CRUELTY

cruelty. don’t talk to me about cruelty
or what i am capable of.

when i wanted the roaches dead i wanted them dead
and i killed them. i took a broom to their country

and smashed and sliced without warning
without stopping and i smiled all the time i was doing it.

it was a holocaust of roaches, bodies,
parts of bodies, red all over the ground.

i didn’t ask their names.
they had no names worth knowing.

now i watch myself whenever i enter a room.
i never know what i might do.




Lucille Clifton (Búfalo, Nueva York, EE.UU., 1936-2010)
-fue escrito en la época de la primera guerra del Golfo Pérsico, 1991-
en Siete poetas norteamericanas actuales,  Pamiela Pamplona, 1992
Selección de Susan Schreibman 
Traducción, prólogo y notas, Rosa Lentini y Susan Schreibman
para leer MÁS

2 comentarios:

Leo Mercado dijo...

La honestidad humana al servicio de la literatura.
Eso nos pasa a todos, aunque callemos.

Abrazos.

Miriam Tessore dijo...

me parece un poema preciso y muy interesante. Esa honestidad de la que hablás es lo que llama mi atención.

gracias Leo, siempre gracias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...