La mujer escribe y eso es lo que importa










8 de mayo de 2013

Nathalie Handal, En busca de la medianoche




Fotografía de Christian Martin Weiss




EN BUSCA DE LA MEDIANOCHE

Él besó mis labios a medianoche
             Lo dejé
Él me quitó la blusa
             Lo dejé
Él me quitó el sostén
y tocó mis pechos
             Lo dejé
Él me quitó los pantalones
             Lo dejé
Me quitó la ropa interior
y me miró, de pie
en este cuarto extraño, oscuro
blanco y negro
             Lo dejé
Una pequeña luz se desvaneció
por la ventana
vi brevemente
la ciudad en la que vivimos,
pero no conocemos.

Luego él pronuncia
mi nombre mal
              y lo detengo
Le pregunto si alguna vez
ha sido exiliado o encarcelado
si alguna vez ha enviado
cartas a una mujer que amó
pero que jamás
volverá a ver,
si piensa que se puede regresar
a un amante
aun si el amor no fuera ya posible
por segunda vez,
le pregunto si acaso
ha robado en una tienda
o le ha quitado el pan a un campesino,
o si acaso ha cruzado
mares, costas y montañas
y todavía
no ha llegado

Él responde:
en mi país, no pronuncié
mi nombre correctamente
y fui torturado,
en las líneas enemigas no pronuncié
mi nombre correctamente
y fui exiliado,
al llegar, no pronuncié
mi nombre correctamente
y me dieron nuevos documentos.
Ya ves. Un corazón en busca de la medianoche
es solo un corazón, todo lo demás da igual,
excepto lo que espera el otro.



IN SEARCH OF MIDNIGHT

He kissed my lips at midnight
           I let him
He took my blouse off
           I let him
Took my bra off
and touched my breast
           I let him
He took my pants off
           I let him
Took my underwear off
and looked at me standing
in this strange, dark
black and white room
           I let him
A small light dimmed
by the window
I took a glimpse of
the city we live in,
both do not know.

Then he pronounced
my name wrong
           and I stopped him—
Asked him if he has ever
been exiled or imprisoned
if he has ever mailed
letters to a woman he
once loved but would
never see again,
if he thinks we can go back
to a lover even if
we might not love
the second time,
asked him if he ever
robbed a small grocery store
or stole a bread from a peasant,
if he has ever crossed
seas, coasts and mountains
and still
could not arrive.

                  He answered:
I did not pronounce my name
correctly in my country
so I was tortured,
I did not pronounce my name
correctly at the enemy line
so I was exiled,
I did not pronounce my name
correctly upon arrival
so I was given news papers.
You see. A heart in search of midnight
is only a heart, everything else is the same,
except what the other is expecting.





Nathalie Handal  
(Haití, 1969 - de orígenes libaneses y palestinos) 
Vive en Nueva York
de  la Antología Lenguaje para un Nuevo Siglo: 
Poesía contemporánea del Medio Oriente, Asia y más allá/
Language for a New Century: 
Contemporary Poetry from the Middle East, Asia & Beyond, 
Norton, 2008
Traducción de Beverly Pérez Rego
para leer una muy buena NOTA
su WEB

3 comentarios:

Vera Eikon dijo...

Qué final!! Abrazo

Darío dijo...

Mejor no esperar del otro...

Maria Germaná Matta dijo...

Hermoso poema, el exilio interior y el otro cuando se identifican en un solo corazón.
Bsss

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...