La mujer escribe y eso es lo que importa










19 de junio de 2013

Erika Burkart, 2 poemas 2



Fotografía de Katarzyna Widmanska




CONTÍNUO

Los que sufrieron, murieron,
murieron los testigos,
murió el sufrimiento.

Quizás
quede una alegría
Que nadie atestigua.




Fotografía de Katarzyna Widmanska





METÁFORA

La nieve es una metáfora
Tú sabes para qué,
No se lo digas a nadie,
si nieva
se hunde la tierra,
se abre el cielo,
mas el amor tiene
un ojo de menos;
con su ceguera
cuenta la muerte.





Erika Burkart 
(Aarau, Suiza, 1922 - 2010)
de Antología de la poesía suiza alemana contemporánea
El Bardo Colección de Poesía, Libros de la Frontera, 1998
Selección y traducción de Hans Leopold Davi

9 comentarios:

Darío dijo...

No se difunde la alegría, sino la desgracia y la amargura. Y en esa nos llevan. Un abrazo.

Miriam Tessore dijo...

Suele suceder que los poemas que elijo acompañan mi estado de ánimo. Pido disculpas si soy un bajón.

Pero te doy un abrazo :)

jordim dijo...

buenos peomas, buen blog, me doy una vuelta por aquí.

Vera Eikon dijo...

El segundo me conmueve..ay..Bico

Mirella S. dijo...

Creo que hay pocos poemas que le canten a la alegría, es como que no hay mucho que decir.
En cambio la parte oscura o llena de melancolía que todos llevamos adentro tiene mil matices.
Me gustó Erika.
Besos

Leo Mercado dijo...

La nieve es la metáfora del agua suspendida, una milésima de segundo (como el poema).

Escribidora dijo...

Nunca hay que disculparse de la capacidad de sentir... y sobre todo si eso conlleva que compartas con nosotros ese sentir, y así ser todos juntos, por un instante, un mismo sentimiento.

Besos.

Meru Masciotra Mattanó dijo...

nadie atestigua...quizá por eso escribe alguien, alguien lee,alguien publica.Gracias, muy bello.

David Mariné dijo...

te mando un imnenso abrazo Miriam. uno de los gordos.
siempre gracias por tanto, siempre.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...