La mujer escribe y eso es lo que importa










2 de julio de 2013

Betina Edelberg, Como una nostalgia


Fotografía de Melodie McDaniel


COMO UNA NOSTALGIA

Nada,
pero si me vuelvo,
caras gritándome tiempo,
calles, costumbres, colores gritando tiempo
y mi memoria con sus mensajes de tiempo.
¿Quién recuerda cómo empieza una historia?

Así,
mansos objetos,
ya anónimos dioses familiares,
nuestra mesa,
los ruidos tartamudos de la ciudad que despierta,
también una ausencia pegada a los vidrios
o la ebriedad otra vez sonora de nuestras flores
entrando en los cuartos marchitos,
a veces la luna o cierta penumbra,
y el amor que vuelve
o el aquí estamos entre amigos,
algún hijo retoñándonos con el fervor de su
                                                           (vuelo...

Así,
esta noche,
aparece, pasa rozando una muy ventana mía,
casi acariciándola, y descubro que me evoca
y me rodea
y es un cuerpo más,
esta siempre noche nuestra que nos sobreviene
y es por el verano,
y estoy mirando acompañada,
estoy paciendo en un lento deseo,
mordisqueando nostalgia,
algo vago que no entiendo.

Y entonces tengo miedo de resignarme.

                                           (Para M., E. y E. )




Betina Edelberg (Buenos Aires, Argentina, 1921-2010)
de Imposturas, Selección EMECÉ de Obras Contemporáneas, 1960 -pág.32-
para leer MÁS  y un poco MÁS
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...