La mujer escribe y eso es lo que importa










1 de septiembre de 2013

Maia Losch Blank, Desayuno en estado de alerta


Fotografía de Henri Cartier Bresson



DESAYUNO EN ESTADO DE ALERTA


She should have died hereafter;
There would have been a time for such a word.
Tomorrow, and tomorrow, and tomorrow,
Creeps in this petty pace from day to day,
To the last syllable of recorded time;
And all our yesterdays have lighted fools
The way to dusty death. Out, out, brief candle!
Life’s but a walking shadow, a poor player
That struts and frets his hour upon the stage
And then is heard no more. It is a tale
Told by an idiot, full of sound and fury
Signifying nothing.

Macbeth (Act 5, Scene 5, lines 17-28)

(Ella debió haber muerto en otra ocasión;
Hubiera existido un momento para tal palabra.
Mañana, y mañana, y mañana;
Se arrastra en este mísero paso del día a día,
Hasta la última sílaba del tiempo registrado;
Y todos nuestros ayeres han iluminado para los tontos
El camino a la muerte polvorienta. ¡Fuera, fuera, breve candela!
La vida no es sino una sombra que camina, un pobre actor
Que pavonea y agita su hora en la escena
Y después no más se escucha. Es un cuento
Contado por un idiota, lleno de sonido y de furia
Que no significan nada.)


La información es el primer bombardeo.
El estallido se produce antes de que la bomba caiga a nuestros pies;
comenzamos a morir por la mañana,
cuando nos preparamos el café o comemos una rodaja de pan
para no ir a trabajar, o sentarnos a escribir, con el estómago vacío
-el médico dijo que no es saludable, y nosotros queremos morir sanos-,
abrimos el iphone y leemos las noticias.
Siria sostiene que cuenta con armas estratégicas destinadas especialmente a nosotros.
Pienso en mis hijos que aún duermen
y en los hijos de las mujeres que duermen sin sus hijos,
en los refugiados y en los que no tienen refugio,
en los chinos que trabajaron sin pausa, como esclavos,
para que yo pueda leer las noticias en mi iphone
y en las dudas que Inglaterra, Francia, Estados Unidos,
China, Rusia e Irán se plantean:
“Atacar o no atacar”, this is the question.
Pero nosotros, hablo de los civiles como una, hablo acá sólo de civiles
-y de algunos que ni ciudadanía tienen-,
a ver si me explico, es importante,
ya estamos bombardeados al amanecer;
sobrevivimos a diario aguardando el milagro,
a que otros decidan si vamos a vivir esta noche,
y tal vez nos acaben al final sin saber quiénes fuimos,
quiénes somos, ni qué era aquello que conseguía hacernos sonreír.
No sabrán, siquiera, qué fue que tuvimos que enfrentar para llegar al día de hoy,
a levantarnos por la mañana y preparar el café,
leer las noticias y pensar en esos hijos
que bien podrían haber nacido, de no ser por nosotros,
en otra parte del mundo.




Maia Losch Blank 
(Montevideo, Uruguay, 1971) Vive en Israel
para leer MÁS
su BLOG

10 comentarios:

Antonio dijo...

Uf

Antonio dijo...

Uf

Andrés Vara dijo...

Siempre estás ahí, Emma, entregando calidad.

Carmela dijo...

"sobrevivimos a diario aguardando el milagro"...
Abrazo Emma, abrazo Maia.

çç dijo...

Promueven sin mover.
Un sísmico abrazo Maia ¡!
me gusta tu poesía

Maia L.B. dijo...

Entré ya como cinco veces para agradecerte (una vez más); a ti y a los lectores-amigos. Me gustaría decir algo distinto y no-sé-qué. Así que gracias. No sólo por hacerme otra vez el honor de ver mi nombre entre tantos poetas impresionantes sino por ser amiga. Amiga de verdad, de esas que se preocupan de estar "cuando las papas queman" por estos lados, más allá de posturas políticas y banderas. Eso es algo que valoro muchísimo, que me dice una inmensidad de la gente que he encontrado en esta red. Estuviste presente en esos momentos que tuvieron que ver también con algo similar al tema del que hablo en este poema. Y estuviste, flaca, a pesar de que yo te debía una. Gracias. Te quiero mucho.

Miriam Tessore dijo...

Esto no son favores! En todo caso son absolutamente recíprocos!
Tus poemas tienen un inmenso valor para mí. Recibimos visiones fragmentadas de los medios de comunicación. Acá importan las personas. Más acá -en este corazoncito- , me importás vos y los tuyos.

Hoy solo pido PAZ
Te quiero



Sinuhe, el que es... dijo...

En el ruido del bombardeo las palabras de las amigas son presagios de silencio. Silencio para urdir poemas y cosechar amistades.

Saludos.-

Blue dijo...

Lo leí en su casa y lo vuelvo a leer en la tuya.
Siempre escribe bien, pero cuando pone el alma...arruga.

Besos.

Diana Laurencich dijo...

Es ese el dolor que siento, aún sin vivir en Israel, aún sin vivir en Siria, aún . Para qué. Gracias Maia por el bello escrito, más que bello, verdadero, tremendo y cotidiano.
Gracias por recomendarme este blog.
Gracias Miriam por tanta belleza, voy a sostener mi paso por este blog, tan bien ordenado, y con tanto por descubrir.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...