La mujer escribe y eso es lo que importa










18 de septiembre de 2013

Ángeles Mora, Buenas noches, tristeza


Fotografía de Jeremy O’Sullivan


BUENAS NOCHES, TRISTEZA

La vida siempre acaba mal.
Siempre promete más de lo que da
y no devuelve
                         nunca el furor,
el entusiasmo que pusimos
al apostar por ella.
Es como si cobrase en oro fino
la calderilla que te ofrece
y sus deudas pendientes
-hoy por hoy-
pueden llenar mi corazón de plomo.

No sé por qué agradezco todavía
el beso frío de la calle
esta noche de invierno,
mientras que me reclaman,
parpadeando,
sus ojos como luces de algún puerto.
Por qué espero el calor que se fue tantas veces,
el deseo
por encima de todas las heridas.

Pero acaso me calma una tibia tristeza
que ya no me apetece combatir.

Todo sucede lejos o se apaga
como los pasos que no doy.

La vida siempre acaba mal.
Y bien mirado:
¿puede terminar bien lo que termina?




Ángeles Mora 
(Rute, Córdoba, España, 1952)
de Pensando que el camino iba derecho
Excma. Diputación Provincial in Granada, 1982
para leer MÁS

7 comentarios:

Leo Mercado dijo...

Definitivamente no. Pero sí. Me gustó.

Miriam Tessore dijo...

Todo depende desde el lugar en que uno está cuando lo lee.

Un abrazo Leo

Maia L.B. dijo...

A veces vivir no resulta nada fácil, pero todos nos agarramos a la vida como nuestra última esperanza, porque es la única promesa que conocemos. Mi abuela solía decir que la vida no es picnic. Y después decía que ser feliz es un acto heroico.
Besos.

fiorella dijo...

A veces el desencanto puede un poco, pero no, la vida es más que si, es más que no. Un beso

Darío dijo...

El problema es pensar en el final, y no en lo que hay. Me encantan los poemas sobre finales y tragedia, sobre todo, porque sirven como disparador catártico. Para entender que los instantes son la eternidad. Lo digo yo, porque quiero.

Leo Mercado dijo...

"Definitivamente no. Pero sí" fue mi respuesta a su interrogante final...
El poema me pareció hermoso.

Ana Muela Sopeña dijo...

Desde luego cuando estás abajo la vida acaba mal. Cuando estás arriba la vida acaba bien. Es una noria que sube y baja...

El poema es muy bueno, te permite reflexionar y ser libre para sentirte como te dé la gana, algo muy importante en estos tiempos en los que parece que hay que estar en la cresta de la ola y estar bien y ser positivo y todas esas cosas que terminan siendo bastante irreales.

Me han encantado el poema y la poeta.

Besos y genial selección
Ana

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...