La mujer escribe y eso es lo que importa










6 de septiembre de 2013

Elena Escribano Alemán, 2 poemas 2






LA PLANTA JOVEN DE EL CORTE INGLÉS

Cuando amas se caen una a una
todas las paredes de tu casa.
Durante años has levantado tus defensas, 
confías en que sabes dónde estás, 
quién eres, cuál es tu papel 
en el confuso juego de la vida.
Y aparece el amor con sus banderas
y se desmoronan los muros
en que te sustentabas.
No te das cuenta, 
y mientras navegas entre la dicha
y la locura
el amor desbarata tus cimientos.
Así descubres un buen día
-es un ejemplo-
que no tienes nada en el armario que ponerte
para salir con él, 
todo te parece anticuado
y desde luego es ropa
que te hace demasiado mayor.
Y al momento ya estás mirando escaparates
y no ves nada que te guste.
Insistes, algo habrá
que asegure que al verte
él sentirá el deslumbramiento
que te conmueve
cuando se te aproxima por la calle.
Entonces te das cuenta horrorizada
que -a tus años- estás buscando 
algo bonito que ponerte
en la planta joven de El Corte Inglés.
No es posible. Sonríes
y te marchas.
Y regresas a casa, abres
otra vez el armario 
y compruebas que allí estás tú y decides
que el amor, si merece tus abrazos
deberá aceptarte como eres.


Il Reparto Giovani de El Corte Inglès

Quando ami cadono una a una
tutte le pareti della tua casa.
Per anni hai costruito le tue difese,
sicura di sapere dove sei,
chi sei, qual è il tuo ruolo
nel confuso gioco della vita.
E appare l’amore con le sue bandiere
e si sgretolano i muri
su cui ti sostenevi.
Non ti rendi conto,
e mentre navighi tra la gioia
e la pazzia
l’amore distrugge le tue fondamenta.
Così un bel giorno scopri
-è un esempio- 
che nell’armadio non hai niente da indossare
per uscire con lui,
tutto ti sembra antiquato
e senza dubbio sono cose
che ti fanno sembrare troppo grande.
E in un attimo stai cercando nelle vetrine
e non vedi niente che ti piaccia.
Insisti, deve esserci qualcosa
che garantisca che al vederti
lui sentirà la scintilla
che ti emoziona quando ti si avvicina per la strada.
Ed è allora che ti accorgi inorridita
che -alla tua età- stai cercando
qualcosa di carino da indossare
nel reparto giovani de El Corte Inglès.
Non è possibile. Sorridi
e te ne vai.
E torni a casa, apri
ancora l’armadio
e realizzi che quella sei tu e decidi
che l’amore, per meritare i tuoi abbracci
dovrà accettarti come sei.

(Traducción de Tania Goltara)



Fotografía de Kristen Angelo




LA LIBRERÍA


Recorro los espacios que frecuentas
sabiendo de antemano
que no te encontraré. Me ayuda
que sean tan fijos tus horarios.

Tu aroma es lo que yo persigo,
el aire que te vas dejando
y se mantiene intacto hasta que llego,
y marco sus contornos
con el detenimiento que necesita
un ritual tan íntimo.
Mucho más que las tardes de amor y caramelos
que a veces tú y yo nos regalamos.

Observo tu silueta en el espacio
que antes ocupabas -callada
quietud entre los libros-
y voy acariciando el sitio exacto
donde tus dedos eligieron
el que te llevarás.

He aprendido a hacerlo
de manera que aquellos que me miran
imaginan que yo busco también
un libro de poemas. Y no saben
de qué manera exacta
veo la trayectoria de tu índice
desde Sylvia Plath a Pound,
de izquierda a derecha, como prefieres
hacer tan a menudo.

Más tarde perfilo muy lentamente
la curva de tu mano
cuando pasas las hojas de ese libro
que has guardado bajo el brazo,
y que, un poco más tarde,
cuando llegue con retraso al café,
comentaremos.




Elena Escribano Alemán 
(Beniaján, Murcia, España)
de Reincidencias, Ediciones de la Excma. 
Diputación Provincial de Soria, 2007
para leer más en  PINTANDO VERSOS

3 comentarios:

Vera Eikon dijo...

Hay algo delicioso en el segundo, algo que me hace sonreirme...Bico

Darío dijo...

Si era amor, ni siquiera precisaba ropa. Perfectos. Un abrazo.

Ana Muela Sopeña dijo...

Buenísimos poemas, Miriam.

Gracias por traerlos.

Ah, el amor...Sin ropa mejor, por supuesto.

La sutil ironía del primero me ha hecho sonreír, aunque realmente es un poema serio.

El segundo poema es muy bello.

Abrazos
Ana

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...