La mujer escribe y eso es lo que importa










11 de septiembre de 2013

Silvina Ocampo, Al rencor


s/d del autor de la fotografía



AL RENCOR

No vengas, te conjuro, con tus piedras;
con tu vetusto horror con tu consejo;
con tu escudo brillante con tu espejo;
con tu verdor insólito de hiedras.

En aquel árbol la torcaza es mía;
no cubras con tus gritos su canción;
me conmueve, me llega al corazón,
repudia el mármol de tu mano fría.

Te reconozco siempre. No, no vengas.
Prometí no mirar tu aviesa cara
cada vez que lloré sola en tu avara
desolación. Y si de mí te vengas,

que épica sea al menos tu venganza
y no cobarde, oscura, impenitente,
agazapada en cada sombra ausente,
fingiendo que jamás hiere tu lanza.

Entre rosas, jazmines que envenenas,
¿por qué no te ultimé yo en mi otra vida?
Haz brotar sangre al menos de mi herida,
que estoy cansada de morir apenas.




Silvina Ocampo 
(Buenos Aires, Argentina 1903 - 1994)
de Los nombres, Emecé, Buenos Aires, 1953
para leer MÁS



6 comentarios:

una chica de ojos marrones dijo...

grandísima silvina Ocampo...
mil gracias por compartirla...

Miriam Tessore dijo...

La he leído tan poco que todo es nuevo para mí.
Y sí, es grandísima...
abrazo

Darío dijo...

Amo a esta tipa. Para mí es la mejor. Y sus cuentitos, y sus resignificaciones del mito...La Adoro.

Maia L.B. dijo...

¡Qué maravilla! y ese final, qué cadencia tan perfecta. Belleza pura.
Besos.

Vera Eikon dijo...

ay....abrazo.

Mirella S. dijo...

Silvina, una mina de oro. Me vino bien tu post, porque de ella leí sus cuentos y muy poca poesía.
Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...