La mujer escribe y eso es lo que importa










1 de octubre de 2013

George Sand (+ Alfred de Musset), Poemas encriptados






Me emociono al deciros que tengo
el convencimiento de que la otra noche teníais como
siempre unos deseos locos de
bailar conmigo. Sé de vuestra voluntad en hacerme
gozar y quisiera que fueseis siempre vos
como prueba de que me amáis
quien lo haga. Estoy dispuesta a mostraros mi
afecto absolutamente desinteresado y sin cal-
culo, y si queréis de verdad verme
desvelando sin artificio mi alma
desnuda, venid a hacerme una visita.
Hablaremos como amigos, francamente
os probaré que soy la mujer
sincera, capaz de ofreceros mi estima
más profunda y más estrecha
en una palabra, daros la mejor prueba
que pudieseis soñar, conozco vuestra
alma libre. Sabed que me ha salido una am-
polla enorme, dura y también
honda. Al pensarlo tengo una angustia muy
grande. Acudid pues enseguida y venid a
hacérmela olvidar, es muy fuerte y no sé dónde
metérmela.



Me emociono al deciros que tengo
el convencimiento de que la otra noche teníais como
siempre unos deseos locos de
bailar conmigo. Sé de vuestra voluntad en hacerme
gozar y quisiera que fueseis siempre vos
como prueba de que me amáis
quien lo haga. Estoy dispuesta a mostraros mi
afecto absolutamente desinteresado y sin cal-
culo, y si queréis de verdad verme
desvelando sin artificio mi alma
desnuda, venid a hacerme una visita.
Hablaremos como amigos, francamente
os probaré que soy la mujer
sincera, capaz de ofreceros mi estima
más profunda y más estrecha
en una palabra, daros la mejor prueba
que pudieseis soñar, conozco vuestra
alma libre. Sabed que me ha salido una am-
polla enorme, dura y también
honda. Al pensarlo tengo una angustia muy
grande. Acudid pues enseguida y venid a
hacérmela olvidar, es muy fuerte y no sé dónde
metérmela.


(Respuesta de Alfred de Musset


¿Cuándo pongo a vuestros pies mi homenaje sincero? 

¿Queréis que en un momento cambie de expresión? 

Vos habéis capturado los sentimientos de mi corazón 

Que para adoraros me otorgó El Creador. 

Me siento delirar, vuestro amor me impide que me 

Acueste, sin antes escribiros en el papel, 

Con todo mi cariño y con la seguridad de que 

Vos sabréis aportar consuelo a mis males. 




(y nuevamente George Sand )


Esta inmensa ansiedad que me atenaza en la 

Noche conmueve todo mi ser y mi alma.



George Sand - Amandine Aurore Lucile Dupin - (París, Francia, 1804-1876)
Traducción de Rafael Tasis
extraído de MD MUJER

2 comentarios:

Miriam Tessore dijo...

Tuve un libro de correspondencias entre George Sand y Alfred de Musset, de la colección "Cartas de amor", que dirigieron Jorge Luis Borges y Silvina Bullrich. Precioso. Tapa de cuero. Entre sus hojas había olor a chocolate-tabaco-humedad. Y las cartas eran hermosas. Estos poemas son originales si se quiere, pero no se acercan a esas cartas de amor.

(al libro lo regalé, era de 1940 y pico) creo que estoy arrepentida...

una chica de ojos marrones dijo...

me han encantado estos poemas encriptados!!!!
gracias, como siempre, por compartir!!
besos!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...