La mujer escribe y eso es lo que importa










9 de diciembre de 2013

Begoña Abad, 2 poemas 2 (V)


Fotografía de Maria Saakian


AUSCHWITZ

Cada día nos despojan de algo.
Nos quitan las casas que tenemos que seguir pagando.
Nos quitan el trabajo sin derecho alguno.
Nos recortan la sanidad para hacer aeropuertos sin aviones.
Nos quitan maestros que nos enseñen a pensar
a exigir nuestros derechos.
Nos quitan el derecho a protestar en las calles.
Nos quitan a los jóvenes que han de buscar el futuro lejos.
Lo suficiente será arrancarnos los brazos
porque saben que abrazarnos nos da fuerza.







s/d del autor de la fotografía



Suéltate el miedo y déjate crecer la vida.
Recuerda que en tu hambre mandas tú.
Recuerda que sólo a ti te perteneces
y que el mundo es tu casa.
Que el dolor del otro
a ti te ha de doler
porque si no es así
tú también estás muerto.
Levántate tantas veces como te llame la vida,
tantas como te palpite el corazón de los invisibles.
Recuerda que los brazos sostienen, abrazan.
Cuando dudes cuál es tu revolución
pregunta a los que nadie escucha.
Cuando quieras saber a qué has venido al mundo 
y adónde debes ir,
coge su mano y déjate llevar a su terreno.
Sólo ahí te reconocerás,
soltarás tus miedos
y te dejarás crecer la vida.
Porque sólo la vida puedes perder
y ésta es la única certeza
que puede hacernos fuertes.




Begoña Abad 
(Burgos, España, 1952)
para leer más en VIENTO SUR
y MÁS

4 comentarios:

Maia L.B. dijo...

Me choca el título. Auschwitz fue mucho más que pobreza. Es como titular Videla a un poema sobre la violencia doméstica. Algunas cosas deberían ser utilizadas con mayor cautela.

Besos, pechocha.

Horacio Beascochea dijo...

Gracias por tanta poesía. Muy bella y movilizadora. Beso grande

Darío dijo...

Para mí son poemas para salir a comerse el mundo...

el maquinista ciego dijo...

Me llevo el segundo para no olvidar nunca que he de levantarme si la vida llama -me suelo acordar, pero por si acaso... ;))

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...