La mujer escribe y eso es lo que importa










25 de diciembre de 2013

José Eugenio Sánchez, 2 poemas 2


Anouck Lepère, fotografiada por Jock Sturges




HAY VIENTO Y DIOS SILBA UNA CANCIÓN DE FRANK SINATRA

Viene únicamente cuando amenaza la lluvia
cuando el viento sacude varias fotografías de su buró

viene por instantes y por alguna prenda del ropero
luego
hacemos el amor
para no platicar
para no distraernos del asunto

viene en sus días más negros
cuando su cuerpo le discute
cuando su casa la abandona

pareciera que mis manos tuvieran algo que ver con su tristeza

(de Physical graffiti,  Colección Visor de Poesía, Vol. 389 )




Fotografía de Zbyszek Kordys



PUMKIN & HONEY BUNNY

Amaneces con una mujer
que ríe compulsiva
mostrando sus escasos dientes verdes
y no deja de rascarse la cabeza

y recuerdas que la besaste mientras bailaban
y subiste al escenario
y cantaste (con ademanes y todo) junto al pianista
y golpeaste al mesero que intentó echarla
y luego abrazados por las calles pateando latas
y haciendo volantines en los postes

seguramente llegaste a ese motel

el cuarto huele a alcanfor
y a cloro
: afuera
la gente pasa como estridentes veleros
navegando en las vacaciones más felices de su vida

mientras por la ventana las nubes de corderito
se encierran deprimidas en su corral azul contento
y los cables
y los pájaros que llegan
como bailarinas ebrias a ensayar

recoges tu ropa
y te despides
aunque ella no para de reírse
(y de rascarse)
cierras la puerta:

el viento es fresco
el día bueno

uno siempre es el mismo
los de alrededor son los que cambian

(de La felicidad es una pistola caliente, Colección Visor de Poesía, Número 526)




José Eugenio Sánchez 
(Guadalajara, Jalisco, México, 1965)
para leer más en ÓMNIBUS Nº44
su BLOG

2 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

Me gustó el remate final del último poema posteado.

Saludos.

Darío dijo...

Algo de ironía, algo de nostalgia, algo que te estremece...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...