La mujer escribe y eso es lo que importa










31 de enero de 2014

Alicia Torres, Camila


Fotografía de Alisa Andrei



CAMILA


Iluminada por el relámpago nacido del vuelo 
de un pájaro, Camila O’Gorman huye con un 
sacerdote, su amante, en 1848. 
-Enrique Molina-

No es de señoras 
esta 
pasión desenfrenada 

No está permitido 
robar pastores           así 

pero ven sin más 
amado 
al campanario 
cuando descuelgue la noche 
y santifica esta arritmia 
que me muerde 
bajo la enagua de bramante 
Despójate tú de esa negrura 
que cubre todo 
lo húmedo que mi boca reclama 
Déjala que repose 
como un lago de agua turbia
a nuestros pies 




Alicia Torres 
(Caracas, Venezuela,1960)
de Fatal, Fundarte, Caracas, 1989 
para leer MÁS

1 comentario:

Chimista dijo...

Hermoso poema. La pasión no sabe de hábitos ni sotanas: Vive en las alturas nocturnas de un campanario. Me gusta esta mezcla de erotismo, mística, juego y gusto por la palabra exacta. Me apunto el nombre de Alicia Torres. Siempre sorprendiéndonos. Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...