La mujer escribe y eso es lo que importa










25 de enero de 2014

Blanca Elena Pantin, 2 poemas 2 (+1)



Fotografía de Sarah Ann Loreth




Hay en el cielo 
una tristeza del alma y el cuerpo 
algo de íngrimo y desvalido que nos toca 
y nos hace huérfanos 
Árbol solo de estepas 
y océanos 
Solos 
Así nos sentimos 
interpretados por la lluvia que no cesa 
Y es lluvia
diluvio 
y lluvia 
de infancia de días de colegio 
cuando pensábamos la casa 
y tristeza de amores vividos 
y amigos que no están 
y de un país que es otro 
donde no nos reconocemos 
Yo llamo a eso depresión 
y me dejo 

(de El ojo de la orca, Grupo Editorial Eclepsidra, 1997)



Fotografía de Satoki Nagata


LA CIUDAD DE LAS AGUAS 


 Conozco sus manchas, el verde de los hongos y el musgo 
 la hiedra de las casas 
 la peste negra 
 Nada me es desconocido de esta ciudad 
 He sido testigo de crímenes 
 de estafas 
 de amores incipientes y confesiones 
 Yo he vivido allí el invierno 
 Sé del horror y la belleza de la ciudad de las aguas 
 Yo me contemplo: nada me puede ser ocultado 

(de Poemas del trópicoMonte Ávila Editores Latinoamericana, 1993) 



s/d del autor de la fotografía


B O N U S  T R A C K


Todas las mañanas

un pequeño pájaro viene a comer a la ventana
(semillas, pan y agua)
Nervioso, no soporta la visión de nadie
A veces nuestras miradas se encuentran
entonces huimos (él de mí, yo de él)
Es un extraño amor éste que sentimos
Eso lo sabemos





Blanca Elena Pantin 
(Caracas, Venezuela, 1957)
para leer más en TINTA CHINA

3 comentarios:

Darío dijo...

Lenguaje exquisito.

Leo Mercado dijo...

Hermosos, los tres.

Miriam Tessore dijo...

Una gran poeta, si. Poquísimas veces me detuve a leerla y no sé porqué. Pero bien, ya está. Me reivindico. Leeré a todas aquellas a las que aún no les dediqué atención.

Un abrazo amigos Darío y Leo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...