La mujer escribe y eso es lo que importa










26 de enero de 2014

Ewa Elżbieta Nowakowska, 2 poemas 2


Obra de Madalina Iordache-Levay

EN ABRIL

No sé si nuestro encuentro
lo pondría entre los visibles
o invisibles.

Me acompañan tus palabras.
Las cerradas hojas del castaño
como jóvenes murciélagos asustados.

Un jirón de océano
que quería alzar el vuelo
quedó aprisionado en la comisura del ojo.

Tímidos signos de puntuación
quieren reconciliar nuestro silencio
con el fervor del verde.

Y nunca nos despedimos.

(de Oko/Ojo, 2010)






Fotografía de Vikram Kushwah

GRANERO

Destruí el texto.

Por error. Por idiotez.
Fue un descuido.
Rehago humildemente
página tras página.
No es lo mismo.
Otras ideas.
Sinónimos equivocados.
Metáforas tocadas por la herrumbre.
El ojo de la cerradura se cierra.
Pero los graneros de las sílabas están a reventar.
Rehago otro texto.
Parábola de las devastadas páginas.
Escucho atentamente.
Estoy aprendiendo desolación. 

(de Merton Linnaeus Artaud, Wydawnictwo FORMA, Szczecin, Bezrzecze 2012)




Ewa Elżbieta Nowakowska 
(Cracovia, Polonia, 1972)
Traducción de Abel Murcia
para leer MÁS

2 comentarios:

Vera Eikon dijo...

El primero me encanta.
"Un jirón de océano
que quería alzar el vuelo
quedó aprisionado en la comisura del ojo." Hermoso...Bicos!

Miriam Tessore dijo...

:) yo, que leo poesía pero le escapo a la metáfora (raro, no?) me frené frente a esos versos justamente...

Qué haríamos sin este excelente traductor de la poesía polaca?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...