La mujer escribe y eso es lo que importa










21 de enero de 2014

María Mercedes Carranza, 2 poemas 2


Fotografía de Nancy "Nan" Goldin


ELEGÍA

Caminaba mirando el cielo 
y me fui de narices.
Ahora echo sangre por todas partes:
Las rodillas, el aire, los recuerdos; 
mi falda se desgarró
y perdí los aretes, la razón.

No hay en el alma 
una manera otra 
de vivir un desamor?


ELEGY

I was walking looking at the sky
and I fell on my nose.
Now my whole body is bleeding.
My knees, the air, my memories.
My skirt was torn
and I lost my earrings, my reason.

Is there not in the soul
a different way
to live the end of love?

(Traducción Nicolás Suescún, 2004)





s/d del autor de la fotografía




ODA AL AMOR

Una tarde que ya nunca olvidarás
llega a tu casa y se sienta a la mesa.
Poco a poco tendrá un lugar en cada habitación,
en las paredes y los muebles estarán sus huellas,
destenderá tu cama y ahuecará la almohada.
Los libros de la biblioteca, precioso 
                                                 tejido de años,
se acomodarán a su gusto y semejanza,
cambiarán de lugar las fotos
Otros ojos mirarán tus costumbres,
tu ir y venir entre paredes y abrazos
y serán distintos los ruidos cotidianos 
                                                  y los olores.
Cualquier tarde que ya nunca olvidarás
el que desbarató tu casa y habitó tus cosas
saldrá por la puerta sin decir adiós.
Deberás comenzar a hacer de nuevo la casa,
reacomodar los muebles, limpiar las paredes,
cambiar las cerraduras, romper los retratos,
barrerlo todo y seguir viviendo.


ODE TO LOVE

On an afternoon you’ll never forget
he will come to your house and sit at the table.
Bit by bit he will have a place in every room,
on the walls and the furniture he will leave traces,
he will unmake the bed and make a hollow in the pillow.
The books in the bookcase, that precious texture of years
will take new places according to his taste and looks,
old photos will also change from here to there.
Other eyes will look at your customs,
your comings and goings between walls and embraces,
and everyday noises and odors will be different.
On one of these afternoons that you’ll never forget
he who unmade your house and inhabited your things
will go out through the door without saying goodbye.
You will have to begin redoing your house,
putting the furniture in its place, cleaning the walls
changing the lock, tearing up portraits,
sweeping everything to go on living.

(Traducción Nicolás Suescún, 2004)





María Mercedes Carranza 
(Bogotá, Colombia, 1945-2003)
en De amor y desamor y otros poemas, Grupo Editorial Norma, 
Colección Cara y Cruz, 1995
para leer más en CASA DE POESÍA SILVA

2 comentarios:

PEACH dijo...

Recomenzar...merece la pena...

Gracias Emma...por llegar tan dentro...

Miriam Tessore dijo...

Hola Peach, hace unas semanas recién he leído a María Mercedes Carranza (tanto leer para recién encontrarme con ella). Hermosos poemas llenos de tristeza y desamor, pero bellos al fin.

Un abrazo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...