12 de enero de 2014

Yulia Drunina, 2 poemas 2





Enterramos nuestro amor,
pusimos una cruz sobre la tumba.
"¡Gracias a Dios!" – dijimos los dos...
Y el amor salió del ataúd,
asintiendo con la cabeza, reprochó:
- ¿Que me hicieron? ¡Estoy vivo!





extraída de acá


Una vez más el insomnio me ajusticia.
A través de los años y la oscuridad,
la caballería de fuego pasa
por mi destino y mi corazón.

Golpea mi pecho con sus herraduras

y sólo su sonido permanece.
Pensé que mi alma estaba muerta
pero ella arde, desgraciada.





Yulia Drunina 
(Moscú, Rusia, 1924 -1991)
Traducción de Natalia Litvinova
para leer más en TRADUCCIÓN DE POESÍA RUSA


1 comentario:

Vera Eikon dijo...

Qué finales más impactantes. Grabados a fuego se diría....Abrazo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...