La mujer escribe y eso es lo que importa










25 de febrero de 2014

Sonia Rabinovich, 2 poemas 2


Fotografía de Parker Fitzgerald 




Estoy caminando hacia atrás
          y veo
más lejos las montañas
          tomo distancia
y distingo la misma forma
en las líneas que se dibujan en el horizonte.
          Todo es signo.





Fotografía de Parker Fitzgerald



Por qué no nos queda al menos
una marca en la piel.
Algo que diga
que nos ganaron los volcanes
que nos abrasó la lava
que no hubo día ni noche
ni pensamiento ni bosque
ni marea
pero que estuvo todo
                    sin embargo.

Por qué no nos queda una señal
una memoria para tanto olvido.




Sonia Rabinovich 
(Córdoba, Argentina, 1955)
de Versión libre del paraíso, Ediciones Argos, 1999
2º Premio “Fundación Argentina para la Poesía” 1999
para leer más en: VUELO DIGITAL
su BLOG

3 comentarios:

Vera Eikon dijo...

Una maravilla...Abrazo

moderato_Dos_josef dijo...

Me gusta ese olvido que hace que las cosas se conviertan en misterios eternos y siempre con un aire de antigüedad...

Saludos!

Leo Mercado dijo...

A veces el germen puede más.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...