La mujer escribe y eso es lo que importa










19 de abril de 2014

Diana Laurencich, 3 poemas 3


Fotografía de Parker Fitzgerald



MUDANZA

Como las serpientes cambian de piel
yo cambio mi casa.
A esta nueva piel le faltan cosas
pero me gusta así
sin adornos.
Con el blanco de la luz
inundando todo.
Casa-taller-piel.



Fotografía de Brendan George Ko



INVIERNO

Pronto acecha y me gusta.
Tiene algo de filoso, distante
y me gusta.
Duele y cambia, brilla y anestesia.
Otro invierno llega
y se va para siempre después.




Fotografía de Mariam Sitchinava




MIRADAS

Sentada en el colectivo miro.
Ventanas al infierno.

Loli, la gran Loli, dijo una vez:
-Si querés levantarte a un tipo, clavá los ojos y sostené su mirada.
Esa noche lo tenés en la cama-
Debo darle la razón aunque sus ojos estén clavados en otro mundo.
Murió de leucemia a los veintiocho años.

Jamás pude sostener la mirada de los tipos de los que me enamoré.
Si es que pude, ya el amor había hecho sus estragos.
Leyó el antiguo idioma de mis pesares
los signos, los archivos encriptados.
-Me había traicionado-.

Ahora se baja la peregrina, la devota, la triste.
El terrorista se queda, mira por la ventanilla
quizá confabula su próximo atentado.

Todos dibujan sus ojos contra las ventanas empañadas.
Sólo la enamorada aquella, sonríe,
iluminada por  la pantalla de su celular.




Diana Laurencich 
(Buenos Aires, Argentina, 1963)
para leer más en LA MUJER ROTA
su BLOG

4 comentarios:

Mirella S. dijo...

Los tres últimos versos de Miradas, describen poéticamente y con sencillez un acto que vemos todos los días en el colectivo.
Una poeta muy interesante.
Un abrazo.

Diana Laurencich dijo...

Gracias Miriam por tu selección, por tu cuidado, por el trabajo de cada día.

Vera Eikon dijo...

Me gustaron mucho los breves. El invierno filoso...Abrazo!

Diana Laurencich dijo...

Gracias Vera Eikon, el invierno es filoso, en algunos países parece una navaja...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...