La mujer escribe y eso es lo que importa










23 de abril de 2014

Emma Pedreira, Carta XVI


Fotografía de Lissy Elle Laricchia



CARTA XVI
LA TRÁGICA

     Me encantaba que metieses mi nombre a través de tu garganta… y que lo sacases mojado de entre los dientes para mis oídos llenos de tierra… y me da pena que mi nombre no tenga eses ni erres, porque arrastras las letras como muebles, y frotas mis palabras como palos para el fuego.            
      Ahora ni frotas estos dedos fríos, ya no buscas que con mi aliento se haga el mar de los irlandeses como hacía… amor… hazme el mar de stephen dédalus y yo tiraba de un beso, hazme el mar de ulises, y era lengua y era ombligo, hazme el mar que nunca tendré delante, y subíamos a los techos para caer como olas viejas. Pesadamente.            
      Ya no rozas la lengua fría en azul tristeza y apagada, como de náufraga. No mordisqueas la piel para darle sabor al aire, ya no quitas fresa ni nuez del interior de mi pelo, ya no buscas brújula dentro de mí ni echas a caminarme por todas las grietas incluso sabiendo que ya no llaman ni obedecen.
      Y qué es esta herida.
      Qué es esta herida repetida sobre la piel, cabezarriba, cabezabajo, cabeza machacada y con veneno, cabeza con tiro de cañón oxidado, cabeza descuartizada-boca partida, qué son estos dedos en mi garganta, y este remolino de tripas sacadas fuera del vientre, qué son estas manos atadas a la espalda y esta resignación pegada a mis ojos, qué es esta escena
            trágica
            por ser la muerte
            dramática
            por tu huida
            cómica
            por tu beso.
            (Póstumo)


CARTA XVI
A TRÁXICA

            Encantábame que meteses o meu nome a través da túa gorxa…e que o sacases mollado de entre os dentes para os meus oídos cheos de terra… e éme mágoa que o meu nome non teña eses nin teña erres, porque arrastras as letras como mobles, e frotas as miñas palabras como paus para o lume.
            Agora nin fortas estes dedos fríos, xa non buscas que có meu bafo se faga o mar dos irlandeses como facía… amor… faime o mar de stephen dédalus e eu xurraba dun bico, faime o mar de ulises e era lingua e era embigo, faime o mar que nunca terei diante, e subiamos aos teitos para caermos como ondas vellas. Pesadamente.
            Xa non rozas a lingua fría en azul tristeza e apagada, como de náufraga. Non rillas a pel para darlle sabor ao aire, xa non tiras morando nin noz dos adentros do meu pelo, xa non buscas búsola dentro de min e botas a camiñarme por todas as fendas incluso sabendo que xa non chaman nin obedecen.
            E qué é esta ferida.
            Qué é esta ferida repetida sobre papel, cabezarriba, cabezabaixo, cabeza machicada e con veleno, cabeza con tiro de canón con ferruxe, cebeza descortizada-boca partida, que son estes dedos na miña gorxa, e este barulla de tripas sacadas logo do ventre, qué son estas mans atadas ás costas e esta resignación pegada aos meus ollos, qué é esta escena
            Tráxica
            Por ser a morte
            Dramática
            Pola túa fuxida
            Cómica
            Polo te ubico.
            (Póstumo).




Emma Pedreira Lombardía (A Coruña, España, 1978)
de Os cadernos d´amor e os velenos, Espiral Maior, 2002
para leer más en: ENFOCARTE y en ESCRIBO, LUEGO EXISTO

2 comentarios:

Mirella S. dijo...

¡Cuánta intensidad!
Me gustó mucho esta prosa poética de esta autora gallega.
La comparto en G+.
Besos, Miriam.

Raul Celso dijo...

lo tomé prestado para mi blog http://tato-y-avellaneda.webnode.com/blog/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...