La mujer escribe y eso es lo que importa










19 de mayo de 2014

Ana Becciu, 3 poemas 3 (II)

Obra de Mariana Palova



LA CIERTA AGONÍA

Difícilmente inicias
este empecinado invadir
de mis ojos más hondos.

Me mueres a diario.
Temo
que ya no quede en ti
rastro de mi semejanza.

a Alejandra Pizarnik




Obra de Mariana Palova


Soy ya
tan ineludiblemente
morable
que pareceré morir
cuando llegue de mí,
extraña,
y me devore.

Viajeros estremecidos
por el paso
de su voz
abrirán la noche,
descubrirán su rostro
de habitante ebria,
de innumerable
hacedora de bosques
que mora en mí.




Obra de Mariana Palova


Dirá que fue la noche
la noche la vida la noche
la atroz locura de amar el sueño
la palabra
la ardua labor de imaginar los signos

a Olga Orozco




Ana Becciu (Buenos Aires, Argentina, 1948) 
Reside en Francia
de Como quién acecha (1967-1972)
en La visita y otros libros, Editorial Bruguera, 2007
Prólogo de Alberto Manguel
para leer MÁS

2 comentarios:

Vera Eikon dijo...

Los tres poemas están acabados magníficamente. Me hacen pensar en unos versos de Chus Patos que(entre otros)enlacé el otro día con motivo del día das letras galegas:
"Entendo que un poema só se escribe con versos finais
Desfonda o idioma
desfonda a vida"

Abrazo!

Leo Mercado dijo...

Verdaderamente no hay nadie que se despoje de la palabra, con tanta excelencia, como Ana. No hay nadie que sea tan generoso con la poesía como Ana. Ana no escribe para sí: escribe para otros, para nosotros. Estos poemas los escribió para mí, para Vera, para vos. ¿Lo ves? Está claro, ahí! Se nota!
Gracias, flaca.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...