La mujer escribe y eso es lo que importa










10 de mayo de 2014

Glauce Baldovin, 2 poemas 2 (III)


Obra de Aaron Jasinski


EL MIEDO

Lo conozco.
Escorpión dorado
hongo venenoso
brebaje emponzoñado.
Me lo dieron de beber una tarde de agosto
en taza verde con filigrana de plata.
Dosificado al principio
enmascarado con almendras y jalea de durazno
mezclado con poemas en inglés
"It's many and many years ago in a country
                                                                     be the sea..."

Lo conozco.
Lentamente me lo hicieron beber porque yo amaba
por entonces
las palabras.
Escorpión dorado.
Nadie sabe que si incendio fuego a mi alrededor
me clavarás la cola justo en el centro del corazón
y moriremos los dos
tan juntos como hemos vivido.

(de Poemas crueles, 1996)




Fotografía de Lissy Elle Laricchia


LA CAÍDA

No volveré a caer.
Aprendí de la araña la exactitud para tejer mi tela
de la víbora a reptar
del gato a ver en la oscuridad
del cóndor a medir la altura del vuelo.

No tornaré al infierno.
Aprendí que la caída no está en el espacio
el destino
el tiempo.
Sólo adentro. Muy adentro.

(de El rostro en la mano, 1990/editado en 2005)




Glauce Baldovin 
(Río Cuarto, Córdoba, Argentina, 1928-1995)
en Antología poética, Ediciones Letras y Bibliotecas Córdoba, 2010
Prólogo de Julio Castellanos
para leer MÁS

3 comentarios:

mónica pía dijo...

bellísimos! miedo e infierno casi compartiendo el mismo final:

"y moriremos los dos
tan juntos como hemos vivido..."

"Sólo adentro. Muy adentro."

un abrazo!

Ana Muela Sopeña dijo...

Qué intensos poemas, Emma:

Es muy buena esta poeta...

Un beso
Ana

Darío dijo...

Nos educan a látigo de miedo. Bellísimos poemas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...