La mujer escribe y eso es lo que importa










31 de mayo de 2014

Kim Addonizio, Al deseo


Fotografía de Elif Sanem Karakoç


AL DESEO

Dame el más fuerte de los quesos, aquél cuyo olor es más penetrante;
y quiero un buen vino, el que dibuja un remolino en el cristal 
entregando el perfume de las zarzamoras , de las cerezas, un rico sorbo en el fondo 
de mi garganta mientras lo mantengo ahí antes de bebérmelo. 
Dame el amante que de un tirón abra la puerta 
de su casa y me empuje contra la pared
en la oscuridad de la entrada, y me tenga ahí hasta que esté empapada y temblando, cuyos besos vengan por la barcada
y comiencen su deliciosa diáspora por las ciudades y pueblos de mi cuerpo.
Al diablo con los santos, con los mártires
de mi infancia puestos allí para instruirme
en la fuerza de la resistencia y la fe, al diablo con el otro mundo y con sus pálidos ángeles 
desvaneciéndose y suspirando como muchachas victorianas.
Quiero este mundo, quiero correr hacia el océano y sentir cómo intenta arrastrarme 
como si yo fuese tan sólo un trocito de vidrio rayado
y quiero ser capaz de resistirlo. Quiero caminar
tambaleándome y agitándome por los bares y los cuartos de atrás
por los hoteles relucientes y los campos cubiertos de girasoles abandonados y los parques
donde sueltan a los perros 
a pesar de los carteles, donde se huelen 
y ruedan juntos por la hierba, y quiero 
acostarme en algún sitio y sufrir por amor hasta 
que éste casi me mate, y luego quiero alzarme de nuevo
y ponerme ese vestido corto negro 
y esperar a que tú, sí tú, vengas y te arrodilles 
y me digas tan sólo lo jodidamente hermosa que estoy con él.



FOR DESIRE

Give me the strongest cheese, the one that stinks best;
and I want the good wine, the swirl in crystal
surrendering the bruised scent of blackberries,
or cherries, the rich spurt in the back
of the throat, the holding it there before swallowing.
Give me the lover who yanks open the door
of his house and press me to the wall
in the dim hallway, and keeps me there until I´m drenched
and shaking, whose kisses arrive by the boatload
and begin their delicious diaspora
through the cities and small towns of my body.
To hell with the saints, with the martyrs
of my childhood meant to instruct me
in the power of endurance and faith,
to hell with the next world and its pallid angels
swooing and sighing like Victorian girls.
I want this world. I want to run into
the ocean and feel it trying to drag me along
like I am nothing but a broken bit of scratched glass,
and I want to resist it. I want to go
staggering and flailing my way
through the bars and back rooms,
through the gleamy hotels and weedy
lots of abandoned sunflowers and the parks
where dogs are let off their leashes
in spite of the signs, where they sniff each
other and roll together in the grass, I want to
lie down somewhere and suffer for love until
it nearly kills me, and then I want to get up again
and put on that little black dress and wait
for you, yes you, to come over here
and get down on your knees and tell me
just how fucking good I look.





Kim Addonizio (Washington DC., EE.UU., 1954) Vive en California
de Tell Me, BOA editions, Ltd. Rochester, NY, 2000
Traducción de COELIQUORE
para leer MÁS


2 comentarios:

cantireta dijo...

Hola!

He traducido este poema en mi blog. También lo leo en público... Por cierto, ¿alguna vez has podido contactar con los poetas mediante el correo electrónico? Querría tener permiso por escrito para traducir, recitar y publicar mis traducciones... cualquier ayuda o comentario será bienvenido.

Muchas gracias!!

Abrazos cariñosos,

Montse ("cantireta")

Miriam Tessore dijo...

Hola Montse, casi siempre logro ponerme en contacto con las/os autores. Si no es para pedirte algún dato preciso o para mostrales los comentarios que se provocan sus poemas, etc, etc. Pero lamentablemente no es el caso de Kim. Con ella nunca me comuniqué.
Por cualquier cosa en la que te pueda ayudar avisame.

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...