La mujer escribe y eso es lo que importa










13 de mayo de 2014

María Calviño, Despedida / Tiempo después


Fotografía de Anna Morosini



DESPEDIDA / TIEMPO DESPUÉS

Lolita go home
Jane Birkin

Y pasan los días, avanzan,
retroceden, avanzan,
se disuelven...
Médanos desolados
que vaciaron de arena
tantos relojes
son cantidad infinita de algo
indiferente.

¿Quién debiera escribir
su poema de amor
si no nos vemos,
y pierdo tu voz
como una siesta lejana,
puesta en duda?

Cambian los climas del mundo
pero recuerdo tus hábitos,
y me observás como a un animal
que repite costumbres
en una lengua perdida:
endulza el té, ordena los diarios,
y se abriga bastante más
que para el fresco de la tarde.

¿Irá a dar tu paciencia la luz
inerte de un sahumerio, o
se estrellará contra el asfalto
echando chispas?
Ojalá sean estos versos
los que se llevan
la desolación
de haberte querido.

La soledad ya no es digna de mérito,
y cuando el último eclipse
alcance a esta ciudad
cada rincón del espejo
tendrá su minuto gris.
Uno vuelve siempre
al primer poema de amor,
y es siempre ajeno.



María Calviño (Córdoba, Argentina, 1961)
de Fin de semana largo, Babel Editorial, Córdoba, 2011
para leer más en VUELO DIGITAL

4 comentarios:

Maia L.B. dijo...

Hacía tiempo no pasaba por aquí. El tiempo nunca me fue suficiente y cada vez lo es menos. Es una alegría, sin embargo, saber que sigue intacto este rincón y mejorando día a día, como si aquí, al menos, una pudiera detener el tiempo en un verso.
Besos, flaca. Me encantó este poema.

Darío dijo...

El tiempo pasa o nosotros pasamos bajo los pies impiadosos del tiempo???

Sol Aguirre dijo...

Excelente!!!!

Leo Mercado dijo...

Los tres últimos versos nos marcan la sentencia ineludible. Acaso es una suerte.
Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...