La mujer escribe y eso es lo que importa










25 de mayo de 2014

María Montero Zeledón, 4 poemas 4


Fotografía de Geoffroy Demarquet



REFERENCIAS LITERARIAS

Sigo la ruta del borracho
para que todos vean
cómo un vicio persigue a otro.

Sigo el camino del que imita
y el espectáculo es más glorioso que la duda.

Tras sus gestos de abandono
yo me lanzo a completar su entrega.
Nuestros puños intercambian sus derrotas:
una palabra inservible
por un enemigo muerto sobre el piso.

Me limito al plagio, lo sé,
pues dicta la evidencia
que un escritor sin vicios
es aún peor que uno sin talento.



Fotografía de Geoffroy Demarquet



HORRORTODONCIA

Escupo mis palabras
como si fueran mis propios dientes.

Una mano limpia los labios.
Otra el poema.

Persiste
el sabor a sangre en la boca.

ORRORTODONZIA

Sputo le mie parole
come se fossero i miei denti.

Una mano pulisce le labbra.
L’altra la poesia.

Resta
il sapore di sangue in bocca.

(Versión al italiano extraída de acá)


Fotografía de Geoffroy Demarquet


ORACIONES

No quedarme callada porque es tarde.
No decirle al dolor “esta es tu casa”.
No deshacer la luz.
No dejarle al miedo lo que ya está hecho.
No cerrar las ventanas
porque es historia de otros.
No regalar la noche que es mi huella.
No vencer al fantasma que me vence.
No gritar mi nombre donde nadie lo escucha 



ORAZIONI

Non restare silenziosa perché è tardi.
Non dire al dolore “questa è la tua casa”.
Non disfare la luce.
Non lasciare alla paura quello che è gia fatto.
Non chiudere le finestre
perché è una storia d’altri.
Non regalare la notte che è la mia impronta.
Non vincere il fantasma che mi vince.
Non gridare il mio nome dove nessuno l’ascolta




Fotografía de Geoffroy Demarquet


ESPEJISMO DE LA DICHA

Ya no tengo aliento ni esperanza
sino la marea de la sangre
cansada del naufragio.

He dejado de creer en casi todo.

Anoche
a oscuras
quemé las pocas luces del amor
con ayuda de un desconocido




María Montero Zeledón 
(Burdeos, Francia, 1970) 
Vive en Costa Rica
de La mano suicida, Ediciones Perro Azul, San José de Costa Rica, 2000
para leer MÁS

1 comentario:

Darío dijo...

Mucho para mí, brillante para mí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...